domingo, 16 de abril de 2017

Playful


Hoy me he despertado tranquila, he levantado la persiana y dejado que la luz del sol me despertara poco a poco. 
Me encanta disfrutar de esos pequeños momentos, los que madrugamos habitualmente sabemos lo maravilloso que es hacer un poco de pereza, dejar que la luz natural nos despierte, remolonear entre en la sábanas y de paso hacerse unas cuantas fotos ;) 

"Puedes ver el resto de las fotos en mi nueva web-blog: http://www.alejandraescort.com "








miércoles, 12 de abril de 2017

Aprendiz de Gigoló



Hace más de una semana que empecé a preparar esta entrada y hoy por fin encuentro el momento de ponerme con ella en serio. Esto de las vacaciones me están sentando genial y estoy aprovechando para hacer un montón de cosas que tenia pendientes. 

No me suelen gustar las películas que tratan el tema del escorting, la verdad es que no he visto muchas porque como no me suelen gustar… pero las que he visto no me han gustado demasiado y el resto nunca me han llamado suficiente la atención como para querer verlas. No sé, siempre que he visto alguna me ha parecido que tocaban el tema desde una posición dramática o frívola. Como si sólo hubiera dos opciones: o eres una pobre desgraciada; o eres una z*** sin corazón que se aprovecha de los hombres. 

Sin embargo, el otro día una película llamó mí atención, y lo hizo porque tenía algo diferente, los protagonistas eran hombres, y siendo uno de ellos Woody Allen tenía muchas posibilidades de estar bien. La película está bien, es divertida y pasas un rato, pero hubo algo que me gustó especialmente y es por lo que escribo. 

A él, al gigoló, no le pintan en ninguno de los extremos, ni es pobre desgraciado que siente fatal con lo que hace, ni es un frío hombre que sólo le interesa el dinero de sus clientes. Es un hombre que al principio tiene ciertas dudas (normal) pero que luego descubre que se siente bien con lo que hace y que empatiza con sus clientes. Las cuida, se interesa porque se sientan bien, porque disfruten… 

Lo mismo pasa con las clientes, diferentes perfiles de mujeres con diferentes físicos que por motivos diferentes deciden tener un encuentro casual de este tipo. Ellas no son unas explotadoras ni unas salvadoras, y él no es un frívolo sin sentimientos, ni tampoco un pobre inocente.

Tuve la sensación al ver la película de que se trataba el tema desde un tono mucho más normal que en muchas otras. Sin buenos ni malos. Sin tratar de hacer un juicio. 


Me ha gustado ver eso en una película, y me gustaría más verlo en una película cuya protagonista fuera una mujer. Soy consciente de que cuando este tema se toca hablando de hombres el matiz es diferente, pero esa es otra polémica en la que no voy a entrar. Me quedo con saber que al menos alguien ha hecho una película tocando el tema del acompañamiento sin criminalizar ni dramatizar. 

sábado, 1 de abril de 2017

En vuestra piel


Después de una semana de locura en el trabajo habiendo trabajado 12 y 13 horas diarias, por fin llega el fin de semana y después de aprovechar el sábado para ponerme al día con varios temas ha llegado el momento de relajarme, y ahora, después de un baño caliente con sales, me siento con una copa de vino a escribir. 
No me suelo poner en vuestra piel, en lo que pensáis vosotros cuando me llamáis o antes de llamarme. En las dudas que podéis tener y esas cosas. Quizás al principio lo tuviera más presente ya que yo podía compartir algunas de esas dudas pero con el tiempo todas mis dudas han desaparecido y me siento segura, cómoda y a gusto. 
Ayer, tomando café y tartas con unas amigas en una tetería, pude ver muy de cerca como os podías sentir algunos de vosotros a la hora de plantearos llamarme, a mi u a otra escort. 
Una de mis amigas planteó el tema (seriamente) de contratar a un escort masculino, yo la animé e inmediatamente en el buscador de mi iPhone me puse a buscar páginas de escorts masculinos. Me resultó muy curioso ver como mis amigas empezaban a sacarle jugo al tema y empezaban a hacerse preguntas: "¿pero dónde se queda con un escort?" "¿y qué le dices cuando llamas?" "¿y si no te gusta cuándo le ves?" y así varias preguntas que entre risas y medio en broma medio en serio yo trataba de responder. "Pues yo actuaría con normalidad, como si fuera una cita normal con un hombre" "lo mejor para quedar sería un hotel, algo neutral para los dos" etc. 
A una de ellas le parecía frío quedar para ir "directamente al grano" y ahí estaba yo con la solución: "lo ideal sería quedar primero para cenar, romper el hielo y luego pasar a otros menesteres". Pero seguían sin verlo claro, "¿y de qué hablas en la cena? ¿de cómo te gusta que te lo hagan?" 
Me resultó curioso darme cuenta de que a mí no se me presentaban dudas respecto a como actuar o a como sería una cita con un escort, obviamente porque sé como son las citas conmigo y supongo que si yo fuera la cliente sería muy parecido. Pero al ver las dudas y preguntas que se hacían mis amigas me hizo pensar en vosotros, en las dudas que os pueden surgir si nunca habéis quedado antes con una escort. 
Lo mejor es actuar con naturalidad, quitarle hierro al asunto y dejarse llevar. También es cierto que si os decidís a llamar a una escort tenéis que tener claro que queréis quedar con ella ya que si llamáis sólo para hacer un sin fin de preguntas pasaréis a la "lista negra" de timewasters. 
Esa conversación también me ha servido para ser más comprensiva, que yo este segura no quiere decir que todos vosotros también tengáis que estarlo y procuraré ponerme en vuestra piel más a menudo. 
MIl besos
Alejandra ;) 

lunes, 20 de marzo de 2017

Nueva Web



Hoy escribo por dos motivos: 

Uno:

París tendrá que esperar, debido a temas de trabajo tengo que retrasar mi viaje a París. No es una cancelación, espero poder estar en París unos día a finales de Abril pero sin duda tendré que retrasarlo un mes ya que prefiero que pase la semana santa para viajar. 

Ha sido un pequeño revés a mis planes pero tendré que ser flexible, así es la vida y es mejor adaptarse sin armar dramas. 

Dos:

¡Tengo nueva web! Sí, otra vez jaja Y esta trae una novedad respecto a las anteriores, el blog estará incorporado en la web. Sí, ha llegado la hora de hacerlo. Blogger me ha acompañado durante mucho tiempo pero creo que es más efectivo tener la web y el blog bajo el mimo dominio. 

Eso no significa que vaya a cerrar el blog original, ¡ni mucho menos! Por el momento voy a publicar las entradas en los dos sitios, en el blog original y en la web, pero quizás alguna que otra entrada la publique sólo en la web y así os voy acostumbrando a entrar en la nueva dirección. La idea es que pasado un tiempo sólo publique entradas nuevas en la web. 

Podéis visitar la nueva web desde ya mismo en la dirección de siempre www.alejandraescort.com, aunque todavía tienen que solucionarme un pequeño problema con la redirección del dominio, está plenamente operativa. 

Mil besos

Alejandra ;) 

domingo, 12 de marzo de 2017

El Secreto



Ayer estuve comiendo con una amiga escort y entre otras muchas cosas hablamos del tema del secretísimo que lleva implícito este mundillo del escorting. 

Teníamos dos opiniones diferentes, ella por un lado estaba cansada del "secreto" y de las mentiras, y yo, por el contrario, disfruto con ese secretísimo. No con las mentiras, aunque si soy sincera no me hace falta mentir, soy muy independiente, vivo sola y no me veo en la necesidad de mentir, pero sí me gusta esa parte secreta de todo esto. 

Me gusta el morbo de la doble vida, por un lado una mujer normal con su trabajo, sus amistades, su vida "al uso", y por otro, la escort, la mujer que entra en un hotel de 5 estrellas, avanza por el pasillo con sus zapatos de tacón de aguja y fina lencería bajo un discreto pero sexy vestido. 

No sé, quizás es una visión muy "peliculera", pero así es como yo lo vivo, y puede que sea una de las razones por las que me lancé a la piscina de este mundo. Si hubiera sido algo habitual quizás no me aportara eso especial que me aporta. 

Haciendo una comparación podría decirse que es como la sal de un delicioso plato. Sólo la sal no hace el plato pero sin ella no sabe igual. 

Supongo que quizás va de la mano con la cantidad de mentiras que te obligue a decir, es muy difícil vivir mintiendo a tus seres queridos. Por suerte como ya he dicho antes a mi no me "obliga" a mentir, obviamente sí a ocultar, pero no es lo mismo. No digo que sea mejor ni peor, simplemente que la sensación de culpabilidad no es la misma cuando dices una mentira a la cara de alguien que cuando simplemente no cuentas ciertos detalles de tu vida. 

Al final, supongo que es como todo en la vida, depende de las circunstancias personales de cada uno. Yo, seguiré disfrutando de ello mientras las circunstancias me lo permitan. 

lunes, 27 de febrero de 2017

Próxima parada: París



A veces parece que nos hace falta llegar al límite para darnos cuenta de que algo está fallando. Yo espero haber aprendido la lección para la próxima vez. 

Estas semanas atrás he estado dedicándome al trabajo al 200%, trabajando un montón de horas y con un nivel de estrés enorme para encima valerme un "disgusto". No os preocupéis, de salud estoy bien, ha sido más bien un "roce profesional". 

Así que he decidido relajarme, dedicarme menos al trabajo y más mi misma, guardar mi tiempo para mí (eso es imprescindible) y para todas aquellas cosas que me hacen disfrutar y sentirme viva. 

Reconozco que no estaba al 100% contenta con ese ritmo, más de una vez las últimas semana me he encontrado diciéndome a mi misma: "vaya rollo de vida", trabajar, trabajar y nada para dedicarme a mi esparcimiento personal. Es cierto que me gusta sentirme profesionalmente desarrollada pero hasta cierto límite, sin olvidar otros aspectos de mi vida que me hacen sentir completa. 

Este fin de semana me ha servido para reflexionar y por el momento he decidido hacerme una escapada a París en Marzo. Hace mucho que no viajo y todavía no conozco a capital del amor por excelencia así que creo que es el lugar perfecto para perderme un par de días. 

Acepto recomendaciones y sugerencias de todo aquello que no me puedo perder, restaurantes que no me puedo ir sin probar y rincones para hacer fotos espectaculares. 

Mil besos 
Alejandra ;) 


sábado, 11 de febrero de 2017

Soltera



Se acerca el 14 de febrero, el día de San Valentín nos acecha y llega ese momento en que parece que los solteros no tenemos cabida en el mundo. Sinceramente, nunca me ha molestado el día de San Valentín, no me ha importado no tener planes para ese día, ni no recibir regalos de amor. Pero por primera vez, ayer me pasó algo que realmente me molestó sobremanera. 

Fui por la tarde al spa a darme un masaje y cuando me acerqué al mostrador a pagar, la recepcionista trató de venderme un pack romántico de cremas para “mi novio” que venían en una mónísima cajita con forma de corazón (en San Valentín te das cuenta de que cualquier cosa se puede vender en una caja con forma de corazón). Le dije que no tenía pareja y me miró con una cara que parecía que le había dicho que se habían muerto todos los gatitos del planeta. 

Me miró con cara de pena, casi pensé que iba a regalarme el masaje y todo. Lo mejor es que cuando salí me dijo: “gracias y suerte”. ¿Suerte? ¿Qué narices significa suerte? De camino a casa no dejaba de darle vueltas al tema, sé que no debería haberle dado demasiada importancia pero me hizo pensar en cuántas personas pensarán igual. ¿Cuántas personas pensarán que una mujer joven “da pena” porque no tiene pareja? 

La gente me mira sorprendida cuando digo que nunca he tenido novio, tengo 29 años y nunca he tenido novio, sí, es cierto, ¿cuál es el problema? Cuando lo digo la gente suele pensar que estoy mintiendo. Les cuesta entender que una mujer sin ninguna problema físico no haya tenido nunca novio. No tengo nada en contra de las parejas ni del amor, creo que es genial tener pareja si encuentras a la persona adecuada, yo simplemente no la he encontrado y quizás eso me ha permitido vivir otro tipo de experiencias que me han enriquecido y que me siguen enriqueciendo. 

Soy una mujer independiente, emocional y económicamente, tengo seguridad en mi misma, una carrera profesional, mis propias aficiones e intereses y estoy sexualmente liberada. Eso es lo que tenia que haberle dicho a la recepcionista cuando me miró con cara de pena. “Nena, no me mires con esa cara, no merezco tu compasión”. 

En fin, sí, estoy soltera y no tengo plan para San Valentín. Y sí, estoy soltera y un sábado por la noche estoy tranquilamente en mi casa sola con una copa de vino escribiendo una entrada para el blog que me ha dado y me da grandes y geniales experiencias, que me da la oportunidad de conocer gente maravillosa con la que compartir momentos y quizás, nada de esto hubiera sido posible si en lugar de ser la mujer solera que soy, fuera una mujer que compra regalos en cajas con forma de corazón. 

sábado, 4 de febrero de 2017

Divagaciones



Olor a café recién hecho, 
gotas de lluvia en la ventana
y el cielo gris dando los buenos días.

Las sábanas todavía calientes tras la noche,
el reloj aparcado a un lado, no importa la hora,
no existe el tiempo de momento.

No hay ningún plan, no hay ninguna prisa. 
El cuerpo desnudo, en libertad, retozando,
despertándose todavía y la mente aún divagando.

Divagando en pensamientos de pasión,
de lujuria, de deseo, de fuego. 
Fuego del que quema pero que no hace quemaduras.

Sábado, las prisas y responsabilidades de la semana han terminado
y me despierto tranquila, sin nada concreto que hacer,
disfruto del momento y divago en pensamientos. 

Soy afortunada por poder hacer de mi vida lo que quiero,
por dejarme llevar cuando lo necesito y 
por vivir cada momento a mi manera.

Empezar el día con estas divagaciones me parece 
una buena manera de comenzar el fin de semana,
¿y vosotros? ¿cómo os habéis despertado?

Mil besos 
Alejandra ;) 

sábado, 28 de enero de 2017

En imágenes



A veces una imagen vale más que mil palabras.

Y a falta de palabras que escribir, más vale una buena imagen. 

A mi misma me hace daño a la vista que el primer post que se vea al entrar en el blog sea uno felicitando la Navidad. ¡A estas alturas! 

No voy a repetir lo de siempre, entre otras cosas porque últimamente lo escribo en todos los post, estoy muy ocupada últimamente, tengo mil cosas, bla, bla, bla. 

No voy a perder el tiempo frente al ordenador tratando de escribir algo interesante cuando no tengo tiempo que perder, ni voy a buscar un tema rebuscado ni "re-usado" simplemente por rellenar espacio. 

Así que bastará con unas imágenes sugerentes, cálidas y sensuales, porque cuando no hay buenas palabras que decir, una imagen vale más que mil palabras.






Mil besos

Alejandra ;)