viernes, 23 de diciembre de 2016

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo



A estas alturas de Diciembre y todavía no he escrito  mi tradicional post felicitando la Navidad a todo el mundo. Lo sé y me tendréis que perdonar pero como se suele decir, he estado muy ocupada, o mejor dicho, con la cabeza en otras cosas. 

Como sabéis ha sido un fin de año un poco convulso para mí, la vida nos da estos giros pero es verdad eso de que cuando una puerta se cierra, una ventana se abre y el 2017 se me presenta con nuevos retos y proyectos por delante. 

Todavía no lo sabéis (cómo vais a saberlo si no os lo he contado) pero ya tengo un nuevo trabajo. Mi paso por el paro ha sido corto y una nueva oportunidad laboral me ha abierto sus puertas. Estoy muy contenta porque supone un salto profesional y es una gran oportunidad. Me requiere más tiempo y dedicación, sobre todo al principio en el proceso de adaptación, pero en este momento de mi vida es lo que quiero. 

Eso me quita tiempo para otras cosas así que no os "preocupéis" si estoy un poco ausente, simplemente me estoy adaptando a otra nueva etapa de la vida. Ya van 3 en un par de meses, ¡qué locura! 

No me voy a extender mucho más con esta entrada, simplemente quiero desearos a todos una Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo. 

Espero que todos disfrutemos de estas fiestas con nuestras familias, amigos y seres queridos de la forma que más nos guste hacerlo. 

El 2017 nos espera y Las Alas de la Mariposa seguirá relatando mis idas y venidas como ha hecho siempre hasta ahora. 

Mil besos
Alejandra ;) 


lunes, 12 de diciembre de 2016

No necesitamos esto



Muy bien, hacía mucho que no hacía una entrada metiéndome con alguien pero parece que esta mañana me he levantado guerrera. Sabéis que habitualmente paso de estas cosas, no me gusta perder el tiempo con estas tonterías pero por algún motivo hoy me ha molestado más de lo normal. 

Vamos a ver, ¿qué se le pasa a alguien por la cabeza cuando le envía un mensaje a una escort que no conoce y le dice: “sólo quería ser el primero del día en decirte lo bonita que estás”? ¿Qué se supone que espera que pase? ¿Qué yo diga: “¡Oh Dios mío! eres el hombre más maravilloso del mundo, vamos a acostarnos”. 

Y vosotros diréis, “bueno mujer, no es para una enfadarse, un pesado más” y es verdad, pero por algún motivo hoy me ha molestado especialmente. No sé, es como si le viera cierto trasfondo más allá del acto en sí de ser un pringado. Me explico, y esto sé que va a ser complejo de explicar adecuadamente para que me podáis entender. 

¿Qué le hace pensar a alguien que yo (o cualquiera de nosotras, estos mensajes los recibimos todas) necesito que un completo desconocido me diga lo bonita que estoy? (Teniendo en cuenta que no tiene no p*** idea de si estoy bonita o no). Es como si estos personajes pensaran que estamos necesitadas de cariño o que somos tan emocionalmente frágiles que vamos a caer rendidas ante el primer imbécil que nos diga una chorrada barata. Hoy he tenido la sensación de que es como si pensaran: “voy a mandar unos mensajes a unas cuantas escort, seguro que con lo necesitadas de cariño que están alguna me contesta”. 

¿Qué se le pasa a esta gente por la cabeza? De verdad que me encantaría saber qué se le pasa a esta gente por la cabeza cuando hace ese tipo de cosas. ¿Se creen que somos tontitas? ¿Qué estamos necesitadas? ¿Qué estamos llenas de complejos y traumas infantiles? Para la información de estos personajes diré que somos mujeres independientes, fuertes, con vidas sociales y afectivas satisfactorias y que no necesitamos ese tipo de cosas. 

Ni nosotras ni las mujeres en general necesitamos eso, nos molesta. Es como los piropos por la calle, señores, a las mujeres no nos gusta que cuando vamos andando por la calle una hombre nos diga los guapas que somos. Nos incomoda y nos intimida. 

En fin, solo quería desahogarme un poco, hoy esto me ha molestado especialmente y necesitaba soltarlo. 

Mil besos


Alejandra ;) 

martes, 6 de diciembre de 2016

Desbloqueándome



Sé que son normales esas etapas en las que nos alejamos un poco de todo.

Quizás para darnos tiempo a pensar, quizás para darnos tiempo a adaptarnos a una nueva situación o quizás simplemente lo necesitamos.

Yo he estado prácticamente un mes bastante desconectada de todo, pero cuando digo de todo es de todo en general, no sólo del blog y de twitter. 

El tiempo tampoco me ha ayudado mucho y con esos días grises y lluviosos lo único que me apetecía hacer era estar tranquila en casa en el sillón con una manta leyendo libros y mirando las gotas de lluvia en la ventana. 

La gripe se ha cebado conmigo en dos ocasiones este mes pasado y entre unas cosas y otras me he encerrado en casa como una princesa en la torre de su castillo, pero esta vez por voluntad propia. 

Pero todas las etapas son pasajeras y parece que voy volviendo a cogerle el gusto al contacto humano y a salir a la calle a pesar de tener que llevar paraguas.

A veces simplemente necesitamos desconectar para volver a conectar, adaptarnos a la nueva situación y sacar lo mejor de ella.

Sabéis que perdí mi trabajo y también sabéis lo importante que es para mí mi carrera profesional y al final, me afectó más de lo que en un principio había esperado. A pesar de ser una mujer inquieta con un montón de proyectos ajenos al trabajo he estado un poco bloqueada estas semanas atrás y he necesitado tomarme las cosas con calma. 

Parece que estoy desbloqueándome y he querido hacer una pequeña entrada para vosotros, para manteneros informados. Y, como la entrada no tiene mucha "chicha", añadiré algunas fotos bonitas para darle contenido.

Mil besos 

Alejandra ;)