jueves, 24 de noviembre de 2016

Reencuentro con María




¡Qué maravillosa sorpresa me he llevado esta mañana!

¿No os ha pasado alguna vez que sin esperarlo recibís la llamada de un gran amig@ que hacía tiempo que no veíais? 

Un discreto mensaje en mi móvil que empezaba así "Hola Alejandra, soy María de Zaragoza" me ha traído a la memoria un montón de buenos recuerdos. 

¡¿Cómo no me voy a acordar de María?! Gracias a ella este blog tiene este nombre, fue de las primeras personas a las que conocí dentro de este mundo del escorting  y guardo muy gratos recuerdos de ella. 

Seguro que si viajáis por las entradas más antiguas de este blog la menciono en varias entradas, ¡cómo pasa el tiempo! y qué bueno es guardar buenos recuerdos y amistades. 

Yo tendré la suerte de reencontrarme hoy con una buena amiga y si queréis vosotros también podréis conocerla. Guapa, simpática, educada, con clase, encantadora... 

Estará en Madrid por un tiempo muy limitado (apenas dos o tres días) por lo que si queréis conocerla yo no tardaría en llamarla. Os dejo un enlace a su blog "Los Secretos de María" para que tengáis más información: 


Mil besos
Alejandra ;) 

viernes, 11 de noviembre de 2016

Hablemos de porno



Creo que nunca hemos hablado de porno, hoy vamos a hablar de porno pero no de la manera en que estáis pensando. 

Quizás los que seáis como yo y no os perdáis un programa de Cuarto Milenio penséis que Iker Jiménez me ha comido la cabeza pero el tema del consumo del porno hoy en día es algo a lo que le he dado vueltas en varias ocasiones. 

Sé que ninguno va a pensar que soy una mojigata, sabéis que no lo soy, pero sí que a veces me doy cuenta de que el consumo del porno empieza a ser algo preocupante. No creo que haya nada de malo en ver algo de porno de vez en cuando, el problema (como en todo) es cuando empieza ser algo compulsivo o obsesivo. 

El porno nunca ha sido un género que llame mi atención, creo que es irreal, que distorsiona las relaciones sexuales reales y que a la larga puede traer más problemas que beneficios. Por no mencionar que la mayoría (nótese que he dicho la mayoría y no todo) tiene tintes bastante vejatorios para las mujeres (y no, no es un comentario de feminista). 

Hace no mucho leí un artículo sobre los efectos del consumo del porno en la sociedad, he tratado de recuperarlo pero he sido incapaz de encontrarlo, en el que se decía que en Japón un porcentaje altísimo de los menores de 30 años ¡no tenían relaciones sexuales! Su sexualidad la vivían a través del porno consumido obviamente a través de Internet, y encima, una gran parte porno manga. ¡Porno manga! ni siquiera porno con personas reales, porno de dibujos animados, sexo mucha más irreal y ficticio. Escenas tan cotidianas como que un monstruo de 7 penes domine a 7 colegialas con tetas como sandías y cinturas del ancho de una lata de coca-cola. 

Daban otros datos referentes a la incapacidad de otro porcentaje de hombres jóvenes, no tan alto como el anterior pero bastante considerable, (qué pena no haber encontrado el artículo) que habían perdido la capacidad de excitarse con situaciones de sexualidad real, la única manera en la que se excitaban era a través de la pornografía. Eso es lo malo que tiene el consumo excesivo de pornografía, que no es real, que es falso, que en la vida real el sexo no funciona así y cuando eres una persona sexualmente madura que ha vivido relaciones sexuales reales, sabes perfectamente lo que es una película porno y lo que es la realidad. Pero cuando eres un adolescente sin experiencia sexual y tienes en el móvil más porno descargado que canciones, lo único que hace es distorsionar la imagen mental de como deben ser las relaciones sexuales y puede crear impotencia, incapacidad de excitarse sexualmente y evitar que una persona disfrute de una vida sexual plena. 

Yo no voy a decir que hay una gran conspiración detrás de todo esto pero sí que creo que se está empezando a convertir en un problema del que nadie habla (salvo Iker Jiménez jaja).

En fin, ya he hecho mi pequeña reflexión y espero (sé) que vosotros como yo sois amantes del erotismo, de la sensualidad, de la naturalidad y del sexo real por encima de la pornografía irreal, ficticia y vacía. 


Nota: hablo en todo el texto de hombres porque los datos son aplastantes, los hombres son los grandes consumidores de pornografía.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Cambios



Llevaba varios días queriendo hacer esta pequeña entrada pero la verdad es que tampoco he tenido cabeza para ello.

A la vida a veces le gusta hacer cambios de guión sin avisarnos para que no nos aburramos y de paso obligarnos a reescribir nuestros planes, y aquí estoy yo, que desde la semana pasada me estoy viendo obligada a reorganizar mi vida.

Alguno ya lo habréis visto en twitter pero para los que no lo sepáis, la semana pasada me quede sin trabajo. Es curioso, un día te levantas como si nada y a la noche todos tus planes y rutinas han sido truncadas. 

Los tres primeros días lo llevé fatal, es un sentimiento de desorientación muy fuerte, de inseguridad. Imagino que los que hayáis pasado por el proceso sabéis a lo que me refiero. Ahora, ya le voy viendo hasta el lado positivo y todo. 

En estas situaciones no queda más remedio que sacar provecho de las cosas, verle el lado positivo y seguir disfrutando del camino. Así que, mientras tanto me centraré en este último año de universidad, me dedicaré a estudiar, a sacar adelante los proyectos que tenía empezados, a disfrutar del tiempo libre y a hacer todas esas cosas que la obligación de un trabajo no permite hacer. Tendré tiempo para dedicarle al blog (bien!) y obviamente mi disponibilidad acaba de aumentar considerablemente.

Todavía tengo que terminar de centrarme y de ver como voy a reorganizarme, pero supongo que eso lo iré haciendo poco a poco según vayan avanzando los días y vaya haciéndome con la nueva situación. 

Ha comenzado una nueva etapa y estoy deseando ver como avanza.

Mil besos
Alejandra ;) 




domingo, 6 de noviembre de 2016

Uno u otro



Hace mucho que no hago una entrada de esas destinadas a que me conozcáis un poquito más, esos pequeños detalles que puede que no tengan importancia o que digan mucho sobre mí.

He preparado 10 preguntas a elegir entra una opción y otra.
 ¿Y vosotros, tenéis alguna pregunta que hacerme? 

¿Perros o gatos?

Perros, reconozco que los gatos no son un animal con el que me guste estar en la misma habitación. 

¿Café o té?

Café

¿El País o el El Mundo?

El Mundo es el primer periódico que repaso pero si tengo tiempo El País cae después. 

¿Vino tinto o blanco?

Tinto, pero en verano lo que mejor me sienta es un albariño bien fresquito.

¿Tanga o braguita?

Braguita, llega un momento en la vida en el que comprendes que puedes verte muy sexy sin necesidad de llevar un hilo metido por, bueno, todos sabemos por donde. 

¿Libro o ebook?

Libro, pero creo que esto ya lo he comentado en varias ocasiones ;) 

¿Arriba o abajo?

Arriba, y abajo, no tengo preferencias, según el momento y según me apetezca tener el control o dejarme llevar. 

¿Invierno o verano?

Verano, soy de ambientes cálidos.

¿Pijama o camisón?

Ni uno ni otro, desnuda. Siempre duermo desnuda, no soporto llevar nada puesto para dormir.

¿Papel y boli u ordenador?


Papel y boli, cuando tengo que organizar cosas necesito sacar papel y boli, por algún motivo veo las cosas más claras de esa manera. 

Mil besos
Alejandra ;) 

martes, 1 de noviembre de 2016

Pasando por aquí



¡Qué abandonado tengo el blog!

Después del relax y el tiempo libre del verano Octubre he llagado con un montón de tareas por hacer y no parece que la carga vaya a disminuir a corto plazo. 

Los que ya me conocéis y seguís desde hace un tiempo sabéis que hago malabares con el tiempo compaginando trabajo a jornada completa con estudios, con mi vida personal y para colmo, a esta cabecita mía inquieta no dejan de ocurrírsele proyectos en los que sumergirse. Así que ahora, ademas de todo eso me he metido en un proyecto personal relacionado con mi carrera profesional que también ocupa parte de mi tiempo. 

Si os digo la verdad, después de pasar 8 horas en la oficina con un ordenador, y de estudiar otras tantas delante de uno, lo último que me apetece es tener que sentarme a escribir una entrada. 

Supongo es normal y supongo que es bueno, sabéis que soy una mujer inquieta llena de inquietudes. Sabéis que en este momento de mi vida esta faceta de mi vida ocupa un papel secundario.

El otro día hablaba con unas amigas sobre este tema precisamente, y comentábamos el tema de las tarifas. Yo comentaba que había fijado mi tarifa en función de mis necesidades personales, de mi disponibilidad, del tiempo que quería o podía invertir en citas, etc. El tema de las tarifas es un tema que se discute mucho (discutir en el buen sentido de la palabra) y yo siempre digo lo mismo, cada mujer debe establecerlas acorde a sus circunstancias personales. Supongo que si mañana mi vida cambiara adaptaría mis tarifas a mis nuevas circunstancias. "Be water my friend" siempre me ha encantado esa frase y creo que es buena tenerla como referencia, siempre va a haber cambios en la vida y hay que saber adaptarse a ellos. 

En fin, ya he divagado un poco en este martes por mañana para empezar el día. Espero que todos estéis pasando un puente estupendo y que tarde menos en escribir la próxima entrada de lo que he tardado este vez.

Mil besos
Alejandra