domingo, 21 de agosto de 2016

Confianza



Confianza, que palabra tan bonita y que necesaria. 

En todos los aspectos de la vida es importante, en el terreno personal, en los negocios, en nuestras relaciones diarias....

Y aquí, en este mundo del acompañamiento, se convierte en un valor fundamental. Al menos para mi, la confianza es imprescindible. 

Si no siento confianza no me siento segura para quedar con alguien. Confianza de que esa persona es una persona seria, confianza en que la cita se desarrollará sin problemas, confianza en que voy a poder relajarme y disfrutar del encuentro.

Es más sencillo identificar aquello que nos aporta confianza en relaciones normales pero cuando no conoces a una persona y tienes que organizar una cita, se convierte en algo más sutil, más etéreo. 

Parece que a veces desarrollamos un sexto sentido, no sabría explicarlo, la manera de escribir, las palabras, lo que se dice, como se dice... es un conjunto y si algo falla se disparan las alarmas. 

Las cancelaciones, a todos nos puede surgir un imprevisto, pero de por sí hacen sospechar (siempre que sea una primera cita), la ambigüedad, detalles extravagantes que nadie ha preguntado... 

Esto me recuerda una vez que alguien me escribió para realizar un viaje y tras unos emails organizando la cita me dice: "¿quieres que te envíe mi jet privado a buscarte?" ¿Jet privado? ¡Alarma! mi respuesta fue: "quiero que mañana por la mañana esté el 50% del importe de la cita en mi cuenta para que podamos seguir hablando del tema" 

Escribo este post a modo de consejo para aquellos que siendo hombres serios quizás no elegís bien la manera de contactar o no tenéis experiencia contactando con acompañantes independientes y no sabéis como hacerlo. 

Es importante que cuando escribáis/llaméis tengáis una fecha concreta que dar para la cita, que tengáis claras las tarifas o al menos una idea de lo que más o menos os va a suponer si no hay tarifa concreta para la cita que tenéis en mente. Que seáis claros pero educados, que no se confunda la "claridad" con grosería. Y ya está, no es nada más que eso. 

Pensad que sin esa confianza inicial no se crear el clima propicio para una que una cita salga bien.

Feliz Domingo! 

Alejandra ;) 

miércoles, 10 de agosto de 2016

La edad sí importa



Si antes me quejo de mi falta de impulso escritor antes me llega. 

Realmente la idea surgió ayer por la noche pero era tarde para escribir y hoy, bueno, he estado disfrutando del día (un rato de piscina y lectura incluido).

Después de la ducha, las cremas y todo el ritual para cuidar la piel después del sol, me siento tranquila a escribir con una copa de albariño fresquito (no hay que perder las buenas costumbres).

Surgió ayer en twitter (ahora mismo no me preguntéis cómo) un tema que me ha parecido que era digno de mencionar en el blog, no recuerdo si en el pasado he escrito algo sobre esto, son tantos post que ya no sé si me repito. 

El tema de la edad de los clientes, no en términos de estadística, si no en términos de preferencias. Es decir, que edades preferíamos que tuvieran los hombres con los que quedábamos. 

Todas coincidimos, mayores de 35. ¿Por qué? Bueno, la explicación tiene una base sólida y aunque es generalizada (hay de todo) es una base bastante contundente.

Tengo claro el perfil de hombre con el quiero quedar, con el que quiero compartir experiencias. Es un perfil de hombre maduro, con el que pueda disfrutar de una momento distendido, de una conversación interesante, con solvencia económica (no vamos a negar lo evidente), que aporte un valor a la experiencia que compartamos, que sepa tratar a una  mujer, que busque vivir una experiencia a mi lado en la que obviamente el disfrute sexual, el deseo y la pasón, estén muy presentes pero que no busque únicamente el sexo por el sexo.

Por norma general los menores de 30 años tienen un su cabeza una imagen de como quieren que sea su encuentro con una escort, imagen que suele estar inspirada en las miles de películas porno que han visto. Y es algo que no me parece mal, cada uno busca lo que quiere encontrar y estoy segura de que hay muchas escort que ofrecen ese tipo de experiencias, pero no es mi caso, y no lo ofrezco simplemente porque no es la experiencia que yo quiero vivir. 

Por norma general la experiencia es un grado, y un hombre a partir de 35 tiene una experiencia a sus espaldas que juegan a su favor. Una experiencia sexual más extensa, mayor experiencia en tratar con mujeres, las ideas más claras, menos fantasías irreales en la cabeza…
Una serie de factores que hacen mucho más probable que nuestra cita sea todo un éxito, en todos los aspectos.

Nunca quedo con menores de 30 años (de 30 a 35 les doy un voto de confianza) pero no con menores de 30, y sé que al igual que yo tengo 28 años y soy una mujer madura con las ideas claras puede que haya hombres en la misma situación pero en esta vida hay que aprender a generalizar en algunos temas para poner límites. Puede que me pierda conocer a un hombre maravilloso pero al mismo tiempo me evito un gran número de malas experiencias y creo que en este caso merece la pena generalizar.

Para mí la experiencia que me aporta esto es muy importante, no es una mera cuestión de ganar dinero sea de quién sea, la experiencia es lo importante y tengo muy claro las experiencias que quiero en mi lista y el tipo de hombre que quiero que comparta conmigo esas experiencias. Por ese  mismo motivo me he empeñado tanto en definir mi perfil, en que veáis como soy para directamente hacer una criba y que contactéis conmigo aquellos que busquéis lo que yo ofrezco. 
Hasta el momento no tengo quejas, creo que los mensajes son claros.


Como veis la inspiración simplemente llega, tras varios días intentando escribir sin éxito las musas retornan a mi lado y hacen que me siente a escribir sin dejar de teclear. No quiero extenderme más (aunque hoy podría) pues sé que un texto de más de un folio en un blog se hace pesado.

Mil besos
Alejandra ;) 

lunes, 8 de agosto de 2016

Escritora en modo lector


No estoy muy escritora estos días. 

Será porque quizás estoy muy lectora, más de lo habitual.

O simplemente es que estoy en modo vacaciones, relax total, y mi inspiración está tumbada al sol leyendo ;)

Sé que lo que queréis es leerme, pero bueno, quizás vosotros también estáis en modo vacaciones y en lugar de un texto, unas imágenes os inspiren más ;) 



Un libro es una buena compañía. 



Para aquellos que a veces viajamos en soledad.


O para esos momentos de cama antes de dormirnos.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Summer time!



Este año estoy disfrutando muchísimo del verano y de las vacaciones. 

No me he ido fuera de Madrid pero estoy descansando mucho, leyendo, saliendo con amigas, disfrutando de Madrid, de sus museos, exposiciones, etc. (en twitter podéis estar al día) 

Supongo que cuando se está tranquila y feliz con la vida en general no importa donde estés.

Quería escribir una entrada pero tras un rato tecleando y borrando, cambiando de tema del que escribir me he dado cuenta de que es mejor no forzar las cosas, si no sale, no sale.

Así que he decidido hacer un pequeño collage con fotos veraniegas para desearos buen verano.

Mil besos

Alejandra ;)