martes, 15 de septiembre de 2015

Pequeña entrada de reflexión

Solo quiero escribir una pequeña entrada de reflexión, uno de esos pequeños momentos que me gusta compartir con vosotros. 
Hoy es un día otoñal en Madrid, el cielo está gris y una especie de lluvia se ha empeñado en acompañarnos esta tarde Martes. Parece el primer día propio de otoño, el primer día en el que solo quieres llegar a casa y pasar una tarde relajada sin hacer nada en particular.

En estos instantes me siento realmente bien, relajada, tranquila, tirada en el sillón con mi Mac y una copa de vino. He salido de la oficina deseando llegar a casa, he cruzado la puerta y el aroma a rosas blancas que los ambientados dejan en casa me hace pensar: “hogar, dulce hogar”. Me quito los tacones en el dormitorio y voy directa al cuarto de baño. Abro el grifo de la bañera, espero a que la temperatura sea la correcta y la dejo que se llene. Me sirvo una copa de vino, me termino de desnudar y enciendo unas velas en el cuarto de baño. Añado sin cortarme sales de rosas al agua me embriaga el olor, el calor que se está concentrando. Me meto y dejo que el agua haga su efecto en mi, me recuesto, doy un sorbo a mi copa y cierro los ojos.  En esos momentos solo puedo pensar en lo afortunada que soy, en cuanto me gusta mi bañera, mi casa, mi trabajo, mi vida… Me he quedado un rato así, con los ojos cerrados, regodeándome en mi satisfacción. 

Me encantan esos momentos, me encanta mimarme, sentir en mi piel el olor a sales de baño, usar espumas de gel de flores especiales que utilizo en estos momentos, exfoliantes que dejan mi piel súper suaves. Me encanta salir de la bañera y dejar que mi cuerpo se seque al aire, ponerme uno de mis camisones de raso y encaje que acarician mi piel y sentirme como me siento en este momento, relajada, sexy, tranquila, cuidada. 

Una vez leí que una de las claves de la felicidad es ser agradecido, soy una persona muy feliz, y quizás sea por eso que soy agradecida y en estos momentos, con la situación mundial como está, cuando más agradecida por todo lo que tengo me siento.


En fin, pensaréis que os acabo de meter un rollo, pero realmente me apetecía comprar esto con vosotros. 

"Para la imagen he elegido un cuadro de Edgar Degas, que tiene toda una serie de cuadros de mujeres en el cuarto de baño" 

sábado, 5 de septiembre de 2015

¿Qué me ha aportado?

Han pasado dos semanas desde la última entrada y es que la vuelta al trabajo, al día a día, ha sido movidita. Ya sabéis que tengo una vida muy activa y entre unas cosas y otras no siempre es fácil encontrar un hueco para escribir. Pero bueno, es la vida que me gusta llevar, no me voy a andar quejando ahora… 

Todavía tenemos pendientes varios temas que me habéis propuesto para que escriba entradas, hay uno en concreto que me ha hecho reflexionar un poco ¿Qué te ha enseñado/aportado Alejandra? 

Lo primero que se me viene a la mente cuando me hago esta reflexión es: confianza en mi misma. Puede parecer contradictorio ya que para lanzarse a esta aventura hay que tener confianza en una misma. Imagino que ya la tenía, y podría decirse que Alejandra la ha aumentado, o puede que solo me dejara llevar por las ganas de sumar esta experiencia a mi lista. Sea como fuere, Alejandra me ha dado mucha confianza en mi misma, ha reforzado mi autoestima, y por qué no decirlo, mi ego. No es una frivolidad, y no quiero que se vea como tal, no es una simple y mera cuestión de un ego superficial por ser sexy y atractiva. 
Yo, como le pasa a muchas mujeres, tenía una serie de complejos estúpidos y sin motivo, cierta falta de confianza en mi misma, no era algo extremo pero estaban ahí y es muy feo vivir con esa sensación. Alejandra hizo que eso desapareciera. Me ha aportado mucha confianza y he aprendido a valorarme. Alejandra me ha hecho mucha más atractiva ya que no hay nada más atractivo que una mujer que pisa fuerte y con confianza en si misma. Sé que soy atractiva, sé que soy sexy y disfruto de ello.

Luego están todas las experiencias que he vivido gracias a Alejandra y que de otra manera no hubiera vivido, las personas que he conocido… Podría hacer una entrada extremadamente larga si tuviera que ir una por una así que no voy a entrar en detalle. Pero si que me gustaría destacar una cosa más que Alejandra me ha aportado, el sexo. 

Gracias a esta aventura de Alejandra viví una liberación sexual que muchas mujeres todavía no han experimentado. Empecé a vivir el sexo de una manera libre y sin complejos, a dejarme llevar por mi cuerpo fuera lo que fuera lo que me apeteciese. Es cierto que yo siempre he sido una persona muy sensual y no me costó mucho liberarme, es más, puede que en parte fuera eso lo que iba buscando, pero Alejandra tiró el muro que me había impedido disfrutar de mi sexualidad como realmente quería. Quizás fuera cierta vergüenza, ya sabéis, eres joven y te da miedo que digan que eres una guarra si te apetece hacer ciertas cosas en la cama, puede que vaya unido al tema de la confianza y que al coger confianza me fuera más fácil liberarme o que al estar en ese ambiente mi cuerpo simplemente se dejó llevar. Seguramente sea una mezcla de todo, es raro que haya solo un motivo para algo pero la conclusión es clara: Alejandra me ha enseñado a vivir y disfrutar del sexo de una forma completamente libre y sin complejos.


Si sigo pensando seguro que podría seguir con la lista pero es sábado, casi las 12 de la mañana y tengo un montón de planes y cosas que hacer. Disfrutad del fin de semana!!! Mil besos