martes, 29 de octubre de 2013

Ganas de sexo


Por fin en casa, salgo casi una hora más tarde de trabajar y mi cuerpo y mi mente me pedían a gritos salir ya de la oficina.
Llego a casa, me quito los tacones, me sirvo una copa de vino y me tiro en el sillón. No tengo ni que levantarme a por el ordenador para escribir, cojo la tablet y escribo.
Hoy es uno de esos días en los que me vendría de maravilla que uno de vosotros me llamara, necesito sexo, desconectar, pasar un buen rato. No desconecto con nada como con el sexo... Mi mente se olvida de todo y sólo piensa en una cosa: disfrutar. Dejarse llevar y disfrutar.
Sí, definitivamente tengo ganas de sexo, de elegir cuidadosamente mi ropa interior, de atravesar en un taxi las calles madrileñas iluminadas (me encantan las luces), de cruzar los pasillos enmoquetados de un hotel y llamar a una habitación. El primer contacto visual con mi acomapañante, una copa rompiendo el hielo y poco a poco dejarnos llevar hasta terminar desnudos enredados en la cama.
Sí, últimamente trabajo demasiado en la oficina, voy a tener que empezar a acostarme con mi jefe para además de tener vida laboral tener también vida sexual.
La verdad que sería una experiencia de lo más entretenida, polvos en el baño, en el despacho, roces pícaros, miradas fogosas en las reuniones... Sí, si no hubiera un refrán que dice: " donde tengas la olla no metas la polla", sería una buena solución a mis calentones.
En fin, el vino empieza a hacer su efecto, creo que es el momento de meterme en la bañera y dejar que la alchofa de la ducha clame mis ganas.



Enviado desde Samsung tablet

lunes, 21 de octubre de 2013

Siempre un hueco

Por fin en casa, sé que he tenido el blog un poco olvidado estos días pero no he encontrado un momento para escribir. La oficina ocupa gran parte de mi día y el resto del tiempo tengo que ocuparlo en mi vida personal. Hoy por fin, tirada en el sillón, estrenando mi nueva tablet, le dedico un momento a mi blog, a mis seguidores, a los que apareceréis por aquí por casualidad, a los que volveréis.
Me estoy dando cuenta de que las últimas entradas se parecen bastante: yo excusándome por tener el blog un poco abandonado.  La verdad es que me han pasado varias cosas que he querido compartir con vosotros, no penséis que es que ya no me pasan cosas o que ya no quiero compartirlas con vosotros, no, lo que pasa es que ahora hay un hombre que ocupa una gran parte de mi tiempo: mi jefe jeje
El otro día recibí un correo y cuando terminé de leerlo lo que más me apetecía era contároslo pero al final no entré tiempo para hacerlo. Me escribió "el director de un proyecto de autoayuda" para hombres que tienen problemas en sus relaciones,  vamos, como él mismo se denomina: un "experto en seducción". Me proponía tener una cita (por toda la cara) a cambio de hacerme publicidad entre sus "seguidores". Y digo yo, si tan experto en deducción es, qué falta le haca hacerme esa proposición?? Por qué no simplemente invitarme a una copa y seducirme?? Esa es su ayuda?? Recomendar a chicas de compañía??? A ver, para llamar a una escort no hace falta apuntarse a un programa de autoayuda, basta con tener internet y línea de teléfono. El muy cara dura hasta tiene un libro, no quiero ni pensar las chorradas que ponen en ese libro, fanfarronadas estereotipadas imagino. En fin, de fantasmas está lleno el mundo. Yo ni me he molestado en contestarle, no tengo ni un minuto que perder, ya lo sabéis :)
En fin, mi vida sigue adelante, mis planes y con ellos mi blog así que no dejéis de leerme porque siempre encontraré un hueco por muy liada que esté para vosotros.
Mil besos y descansar,  yo lo haré ;)

miércoles, 9 de octubre de 2013

Anonadada

Por fin tengo Internet en casa, menos mal, vuelvo a estar conectada al mundo, he desempolvado el portátil y me siento de nuevo a escribir.
Si soy sincera iba a escribir una entrada comentando un tema que he leído en el blog de otra chica que me ha dejado de piedra. A la mitad de la entrada he decidido borrarla y empezar de nuevo. No quería que tuviera el tono de crítica que estaba cogiendo aunque esa no era mi intención. Simplemente es un tema en el que yo no estoy de acuerdo, un tema que hoy por hoy no entiendo ni comparto. Quizás esas cosas dependen de la situación de cada persona y sólo cada uno sabemos realmente las situaciones que vivimos y las que nos llevan a tomar determinadas decisiones.
Todo esto viene porque no entiendo como una mujer puede utilizar su embarazo como incentivo para captar más clientes. Yo personalmente si me quedara embarazada dejaría de trabajar inmediatamente, entiendo que no todas somos iguales y por lo tanto no pensamos igual, las situaciones económicas son también diferentes y puede que si una mujer se queda embarazada es cuando más dinero necesita pero de ahí a utilizar tu embarazo como un reclamo… ¿Qué se le pasa a una mujer por la cabeza cuando dice “estoy embarazada chicos, aprovechad mientras dure”??  Otra vez la entrada está tomando un tono de crítica que no quiero que tenga. Bueno, creo que más o menos ha quedado clara mi opinión y el por qué de esta entrada, por qué he sentido la necesidad de escribir cuando he leído eso. No se, llamadme tonta, pero a un bebé, a tu hijo, tienes que protegerlo desde el primer momento en que sabes que está dentro de ti. No creo que esa sea la mejor manera de empezar…  Hay cosas de las que no se bebe hacer negocio, y un hijo es una de ellas. Quizás muchos pensarán al leer esta entrada: “tu haces negocio con tu cuerpo” y tienen razón, pero creo que no es para nada lo mismo.

Quizás no soy nadie para hablar de este tema, es más, no soy nadie para hablar de lo que hace nadie con su vida. Quizás esta sea una de esas entradas que luego me arrepiento de publicar y acabo borrando, no me gustaría hacer sentir mal a nadie con ella. No es esa mi intención en absoluto, pero he querido escribir unas líneas sobre esto en mi blog. 

lunes, 7 de octubre de 2013

Sin Internet

Hace más de una semana que no sabéis de mi a pesar de mi promesa de volver a coger el ritmo de nuevo. Prometo que no es culpa mía, ya sabéis lo que pasa, contratas la linea con una compañía, otra diferente es la que te hace la instalación y finalmente correos es la que te envía el router. Y mientras tanto yo sigo sin internet en mi casa nueva :( 
Parece mentira cómo nos hemos acostumbrado a vivir conectado a la red, quiero mi ADSL ya!! En estos momentos doy gracias por tener 3G en el móvil. 
En fin, espero que esta semana las 3 empresas implicadas se pongan de acuerdo y pueda tener por fin mi línea ADSL en casa. Sólo quería escribir esta pequeña entrada desde el móvil para que supiérais el que por qué de mi silencio :) 
Espero poder estar pronto de vuelta, cibernéticamente hablando claro! :)

Y por cierto, perdonad si hay erratas o faltas, pero odio el teclado táctil!

Mil besos!! MUAC!!!