sábado, 28 de septiembre de 2013

Girl on fire

Una pequeña entrada sólo para deciros que sigo viva y que no me he olvidado de vosotros. Llevo 10 días sin escribir y es que entre la oficina, la casa nueva y unas cosas y otras no he tenido ni media hora para sentarme delante del ordenador.
Las cosas están saliendo muy bien, estoy feliz, me siento fuerte, con el mundo en mis manos como se suele decir. Mis planes para este nuevo año (sabéis que yo los años los empiezo en Septiembre, no en Enero) de momento van por muy buen camino. Estoy encantada con mi nuevo trabajo en la oficina, he encontrado piso justo en la zona que quería a muy bien precio (aún no me creo la suerte que he tenido), la vuelta de Alejandra está siendo muy bien recibida, estoy feliz de estar de nuevo cerca de mi familia, de mis amigos, de estar en mi ciudad, de ver el sol todos los días…
A partir de la semana que viene espero estar ya más tranquila y poder retomar el ritmo habitual de entradas, o mejor dicho, de poder retomar el ritmo habitual de mi vida, el que he levado este mes ¡ha sido agotador!
Por cierto, quiero aprovechar para deciros que las mejores horas para llamarme son: entre las 14:30 y las 16:00 y a partir de las 19:00h de Lunes a Jueves, y los Viernes a partir de las 14:00h. Muchos me llamáis y no os puedo coger el teléfono porque estoy en la oficina. Lo siento, pero durante las horas de trabajo mi trabajo tiene monopolio sobre mí J
Y ya me despido por hoy pero prometo que pronto estaré de nuevo por aquí con más historias. Cuelgo esta canción que refleja bastante bien lo fuerte que me siento.

Mil besos a todos.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Experiencia

Ya sabéis lo que pienso de las experiencias escritas en los foros, por norma general no me gustan que cuelguen experiencias sobre mí en los foros, ni buenas ni malas.
Cada cita es un única y la cita que tuve con una persona no tiene por qué ser igual a la que tenga con otra. Además, las citas son subjetivas. Cada persona es de una manera, cada persona tiene un gusto, busca una cosa u otra... A un hombre le puedo resultar maravillosa y en cambio a otro no gustarle tanto.
Yo por ejemplo tengo de todo (sin tener muchas), hay quienes dicen que soy maravillosa y fantástica, otros que estoy muy buena pero que me faltó implicación en su cita, otros que soy una niña pija en plan novia y otros simplemente se inventan las cosas diciendo que han estado conmigo en ciudades en las que nunca he trabajado como escort, o diciendo que han hecho conmigo cosas que yo jamás he hecho, etc. En fin, lo que quiero decir con todo esto, es que eso de colgar experiencias en foros es como una caja de bombones, nunca sabes cual te va a tocar: si el mentiroso, el sincero, el cabreado, el fantasma, la chica celosa que escribe experiencias negativas de otras... ¡¡¡No quiero contaros las cosas que he escuchado por ahí de los foros!!!
Pero hoy quiero compartir una con vosotros, es una experiencia que me han colgado en un foro que me ha parecido súper bonita y digna de tener un hueco en mi blog. Es bastante larga por lo que voy a poner en el blog sólo algunos extractos y añadir un enlace por si la queréis leer entera, aunque no sé si es necesario estar registrado en el foro para leerla. Si la queréis leer y no os queréis registrar en el foro, dejadme comentarios en el blog y la publicaré entera.
Ahora quizás entenderéis a lo que me refiero con lo de la subjetividad, para esta persona la cita fue increíble, yo, el lugar, mi forma de ser, mi actitud sexual... Quizás para otra persona que busca otro tipo de cita, la cita hubiera sido un desastre. Bueno, ya no me enrollo más y ahí los dejo.

"Alejandra, ahí estaba ella, lucía radiante en el Lobby del Hotel. Bella, elegantemente sexy. Inmaculada blusa blanca, breve falda tejana y zapatos de tacón propios de la estación estival. Perfecta como ella sola, me dejo a párpado abierto y el corazón latiendo deprisa. La atmósfera creada entre nosotros, por nosotros, se noto en brevedad descarada y apabullante...natural e inquietantemente seductora. “Para poder correr hay que saber caminar, ahora sé que todo lo recorrido antes me había preparado para ella”. Alejandra me observaba fijamente con semblante sereno mientras yo apuraba la demanda de unos GinTonic's, poco después estaba a su lado alimentándome del aire que expulsaba el olor de su blusa. Adorando la costura de su falda “Ni la brevedad determina el valor musical de un canto”. Me vi embobado por su presencia. Alejandra es sencillamente Hermosa como pocas. Exquisita en sus formas y maneras. Elegante en su imagen, en sus expresiones, en sus movimientos. Inteligente, simpática, ingeniosa, seductora...muy seductora. Sus ojos son como su historia, van solos cantando mil cosas sobre ella, en ellos reposé y a través de ellos me abrió sus Alas de Mariposa sin guión ni receta. Cuando no hay una mujer para aprender a sentir, para aprender a querer los momentos compartidos no hay nada mortal en qué dejarse acabar, pero cuando eso ocurre, cuando hay una mujer a tu lado, cuando Alejandra está a tu lado, entonces has de saber que has logrado vivir y ese momento se convierte en tu buena fortuna. Ávidos de información mutua no paramos de hablar como quien canta serenata. Sin olvidarnos de los primeros contactos, ambos, buscábamos gustarnos. El ambiente se antojaba perfecto, nuestras maneras más si caben. Alejandra se adueño del momento, de nuestras miradas, de nuestras sonrisas, de nuestra manera sentir. Mientras, yo empecé amar la caída de su cabello, la belleza de su rostro, la suavidad de su voz, la armonía de su cuerpo al alejarse unos instantes de mí. Amé su arte al seducirme mientras apurábamos nuestras copas."

"ya sobre la cama rompimos el silencio con pasión manifiesta. Alejandra invade mis sentidos. Promesa implícita. Mis dedos acariciaban cada milímetro de su suave piel, o era su piel la que acariciaba mis dedos. Extremada suavidad la suya. Me colé por el orificio de su blusa mientras me deslumbraba su ropa interior"

"El aleteo de la Mariposa despierta todos mis sentidos dibujando formas varias hasta caer rendidos uno sobre el otro. Charlamos de manera suave, mesurada, cautivadora, firmamos un imaginario pacto de confianza y entrega mutua. Una canción inesperada y sentida de los dos había comenzado a sonar...Hasta dónde podrá llegar? Hasta dónde me podrá llevar? Hasta dónde la podré llevar yo? Ninguno lo sabía, la noche acababa de comenzar."

"Me separe unos instantes de ella, al volver Alejandra me regala una de las imágenes más sensuales y bellas que he podido observar. Ahí estaba ella contemplando Madrid a través del gran ventanal con su blusa blanca como única hoja que cubría su desnudez. De pie esperé un instante breve antes de aproximarme, instante que empleé en memorizar la alineación perfecta de sus formas...“Tuve una noción exacta de lo maravilloso y de lo perturbadoramente bello”, podría recitar esa imagen cual Poema de Goethe."






sábado, 14 de septiembre de 2013

Descubriéndome sexualmente


¿Hasta dónde nos conocemos sexualmente? ¿Llega un momento en la vida en que dejamos de sorprendernos? ¿En qué dejamos de descubrir nuevas cosas sobre nuestro cuerpo? ¿En que dejamos de descubrir nuevas cosas que nos gustan?
Ayer me pasó una cosa mientras me masturbaba que nunca antes me había pasado, sabía que podía pasar, pero yo personalmente no lo había vivido hasta ayer.

Los últimos 10 años han sido para mí años de descubrimiento sexual. El primer beso, los primeros deseos sexuales, las primeras masturbaciones, los primeros “sobeteos” con chicos… Nunca olvidaré la primera vez que me masturbé, ni siquiera sabía que me estaba masturbando. Creo que alguna vez lo he contado en el blog, fue un verano, en la piscina del apartamento de la playa, la noche caía, la piscina estaba vacía y los chorros de la depuradora me descubrieron algo que no he dejado de hacer hasta el momento.
Con más edad llegó mi primera vez, la real, digo la real porque no me gustó nada y siempre digo que mi primera vez fue mi segunda. Siempre pensé que me equivoqué de chico, de momento. No estaba preparada y después de eso pasé un año sin volver a tener relaciones sexuales. Llegó la segunda, la tercera… Poco a poco fui descubriendo mi sexualidad. Pero fue cuando me convertí en escort cuando realmente empecé a descubrirme sexualmente, quizás fuera la mezcla por un lado de la madurez sexual que más años de vida otorgan, de la madurez intelectual en la que dejas de pensar en lo que pensaran si haces eso o si pides lo otro. Quizás sea que cada uno de mis amantes me ha ido enseñando algo, aportando algo, descubriéndome algo. La práctica…
Reconozco que antes de ser escort la lista de hombres con los que había mantenido relaciones sexuales era muy reducida, estaban el chico de mi primera vez, el chico de la segunda que fue mi pareja y fue con quién más relaciones sexuales había mantenido, y el cuñado de esa pareja con quién le engañé por venganza, pero bueno, eso es otra historia.
Hoy puedo decir que el ser escort para mi ha sido todo un descubrimiento sexual, es más, hoy se que nunca había tenido un orgasmo de verdad hasta empezar a trabajar como escort.
Hasta ayer no me había planteado si quedaban cosas por descubrir, se lo que me gusta y lo que no ( o eso creo, nunca se sabe cuando puedes descubrir que algo que no querías practicar en realidad te encanta), se cómo conseguir mi placer, sola y acompañada, se cómo dar placer a mi pareja sexual, he probado cantidad de posturas diferentes, he tenido orgasmos intensos… Pero ayer descubrí algo que me sorprendió, quizás en otras mujeres es muy normal, pero a mí nunca me había pasado.
Los viernes salgo a las dos de la oficina, así que llegué a casa, me puse una copa de vino, me preparé la comida y después de comer empezó a entrarme un poco de sueño. Estas dos últimas semanas he tenido un asunto que dejar solucionado y han sido agotadoras, por lo que ayer me dejé llevar por la pereza y cuando empecé a sentir el sueño me fui a la cama. Me desnudé y me tumbé sobre la cama, me excité un poco al sentirme desnuda, con el roce suave de la funda del nórdico…decidí coger mi vibrador y masturbarme. Me masturbé, me corrí, pero en vez de apagar el vibrador cuando había terminado lo mantuve encendido, seguí aplicando una pequeña presión sobre el clítoris con el vibrador. Al principio era extraño, era una mezcla entre incómodo y placentero, pero no quería parar. Una vez esa sensación inicial se pasó sentí que el orgasmo llegaba de nuevo, pero esta vez más intenso que el anterior. Con la mano que tenía libre agarre las mantas, quería gritar pero me contuve, llegué al climax, me corrí y por primera vez en mi vida me oriné un poco de placer. Se que a lo mejor suena un poco guarro pero fue así talmente, me meé un poco del gusto. Fue inconsciente, no pude hacer nada por evitarlo. Me quedé un rato en la cama relajada, con los ojos cerrados, disfrutando el momento y pensando en lo que acababa de pasar. Fue entonces cuando me di cuenta de que me había orinado en la cama y mi momento de relax terminó, tuve que levantare a cambiar la cama.

Esto me ha hecho pensar un poco en le placer, en el sexo, en lo que sabemos y en lo que nos queda por saber. Por suerte, estoy segura que aún me queda mucho placer por descubrir y que me descubran.

POR CIERTO, OS RECUERDO QUE LAS NUEVAS FOTOS YA ESTÁN TODAS EN LA GALERÍA  http://alejandra-escort-madrid.blogspot.com.es/p/galeria.html

Nuevas fotos en la galería

Una pequeña entrada para deciros que en la galería del blog (en los gadgets de la derecha tenéis el enlace) ya están todas las fotos de la nueva sesión.
Aquí os dejo un par más que no habías visto ;)
Mil besos a todos!!

http://alejandra-escort-madrid.blogspot.com.es/p/galeria.html




martes, 10 de septiembre de 2013

Nuevas fotos

Después de un día largo en la oficina una copa de vino en buena compañía en una terraza de una conocida calle de Madrid. Llego a casa deseando acurrucarme en la cama y dormir pero antes quiero dejar un anticipo de la nueva sesión de fotos. ¡Por fin han llegado! más tarde de lo que esperaba pero ya las tengo. Mañana, o pasado con más tiempo las colgaré todas en la galería, cambiaré los avatares y esas cosas. Por el momento un adelanto para mis lectores. Ya me diréis que os parecen ;) MUAC!!!











domingo, 8 de septiembre de 2013

Cosas que nunca entenderé...

Nunca entenderé que es lo que sacan algunos hombres que se dedican a pretender que quieren ser clientes pero que finalmente nunca lo llegan a ser. Y lo que es peor, a veces parecen que se piensan que nosotras no nos damos cuenta. Un imprevisto lo puede tener cualquiera, incluso dos, o con muy mala suerte tres. Pero que siempre que se organice una cita surja un imprevisto… Eso ya no cuela, se ve el plumero del quiero y no puedo.
Últimamente esto mismo me ha pasado con dos supuestos clientes.
Desde que anuncié en el blog que decidía volver a España y que volvería a ser escort, estas dos personas me han estado concertando citas y cancelándolas. A los últimos mails de cancelación ya ni contesté. No me gusta que tomen el pelo. Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo y es que algunos lo ponen tan fácil…
Me mandan un mail, diciéndome que siempre leen mi blog y que se mueren de ganas de conocerme. Me preguntan cuando podemos tener una cita. Yo contesto, y organizamos la cita. Finalmente, unos días antes me mandan otro mail y me dicen que “ha surgido un problema” y que no van a poder venir. Que lo sienten mucho. Yo contesto, “no pasa nada, no te preocupes” digo “un imprevisto lo puede tener cualquiera”. Concertamos otra cita en otra fecha, y curiosamente una reunión inesperada, o un viaje inesperado les impide de nuevo acudir a la cita. En este punto yo ya empiezo a sospechar, pero aún así soy una persona educada y contesto al mail. De nuevo concertamos otra fecha y de nuevo otro imprevisto. Otra fecha y otro imprevisto. Ya ni siquiera me molesto en contestar al mail.
Lo que me pregunto es ¿qué sacan de todo eso? ¿Quizás la fantasía de creer que van a  tener una cita? Los que me conocéis sabéis que yo no hablo de temas sexuales en mis mails, ni por teléfono. Si alguien me pregunta cosas del estilo: “¿qué me vas a hacer? ¿cómo me lo vas a hacer?”, directamente ni les contesto. Hay hombres a los que les gusta masturbarse con los mails o hablando por teléfono y yo no doy pie a eso. Por suerte, habitualmente no recibo mails ni llamadas de ese tipo. A esos todavía los puedo entender, se excitan y se masturban pero ¿qué excitación se puede sacar de un mail de lo más normal en el que se habla sobre horas de citas? De verdad que hay veces que no entiendo a algunos hombres. Si tienen ganas de conocerme que concierten una cita, como hacen los demás, y que me conozcan. Pero eso de marear con mails arriba y abajo… Lo único que consiguen es perder la oportunidad de conocerme si es que realmente quieren hacerlo porque ya no voy a contestar a sus emails, ya no voy a concertar ninguna cita con ellos porque no creo ni una palabra de lo que dicen.

Creo que en esto del escorting nunca dejaré de sorprenderme por algunas cosas, y que siempre habrá cosas que nunca llegaré a entender. 

lunes, 2 de septiembre de 2013

Working Girl



Primer día de trabajo superado, pensaba que se me iba a hacer mucho más pesado después de todo el mes de Agosto de vacaciones, pero la verdad es que ha estado muy bien. Estoy muy contenta.
Hoy no me enrollaré mucho, sólo quiero hacer una entrada para poner los nuevos horarios de disponibilidad.

  • De Lunes a Jueves estoy disponible a partir de las 7 de la tarde y sobre la hora de comer, si queréis quedar a medio día las citas tendrían que ser con al menos un día de antelación.

  • Los Viernes estoy disponible a partir de las 2 de la tarde.

  • Los fines de semana a consultar.


Por cierto, la sesión quedó de maravilla, en cuanto tenga las fotos con la cara cubierta las colgaré en el blog. Creo que esta semana quedarán listas.