jueves, 27 de diciembre de 2012

Blogs de escort



Deberéis disculparme por este parón de entradas en el blog, pero últimamente mi vida está un poco caótica. Para colmo, los días en Madrid no están siendo días de descanso precisamente, quiero ver a todo el mundo, hacer todas las cosas posibles, la Navidad, los amigos, la familia, las compras, algunas gestiones… En fin, que hoy es el primer día tranquilo que tengo para sentarme frente al ordenador a escribir. Retomo viejas costumbres, me sirvo una copa de vino, me enciendo un cigarro y me siento frente al teclado. Así que vamos a continuar con la historia de cómo me convertí en Alejandra.


Como decía, me puse a curiosear en Internet. No recuerdo cuáles fueron las palabras de búsqueda pero sí recuerdo que lo primero que encontré fue el Blog de Paula. Una sección llamada “Consejos para nuevas Callgirls” llamó mi atención. Leí, y me gustó lo que leí, daba unos cuantos consejos que para las que queremos empezar sin tener la menor idea de cómo es este mundo son  muy útiles. Ahí descubrí cosas tan lógicas como buscarse un nombre “artístico”, tener un teléfono exclusivo para trabajar, etc. Son cosas que a día de hoy parecen muy lógicas pero que en aquel momento yo no había pensado. Hablaba además de ciertas “normas” de comportamiento y de presencia que una señorita de compañía debe tener. Y he de confesar que terminaría saltándomelas casi todas. Pero eso vendrá más adelante.
Tras el descubrimiento del blog de Paula entraba casi a diario para seguirlo, un día descubrí otro blog a través de un comentario en el mismo. Este era más personal, el blog de Paula trata el tema de una forma más profesional pero el nuevo blog tenía otro aire más íntimo que me gustó. Después de este vino otro, y otro, y otro…
Así descubrí varios blogs de escort, algunos contaban vivencias, experiencias, historias que me engancharon y poco a poco fui creando más firmemente la imagen de escort en mi cabeza. Qué es una escort, qué hace una escort.

Por aquel entonces tuve que hacer una parada en mi vida, me tenía que someter a una operación importante que me tendría fuera de juego un par de meses. La operación salió de maravilla, pero aún así los dos meses de baja fueron obligatorios.
Tras la operación ese concepto de vivir, de acumular experiencias, se aferró más fuerte a mi. 14 horas en quirófano y una explicación de mi médico de lo que me podría haber pasado de no haber operado a tiempo me hicieron darme cuenta una vez más de lo importante que es vivir en amplio sentido de la palabra. No limitarnos a respirar y a aceptar con la cabeza agachada, yo quería hacer mi vida como a mí me diera la gana, no me iba a parar frente a los muros, no me iba a asustar, yo iba a vivir, iba a escribir mi historia.

Esos dos meses de baja seguí leyendo los blog que había descubierto, indagando, absorbiendo información. Por más que leía, por más que buscaba seguía sin saber como empezar a trabajar como escort. No quería trabajar para ninguna agencia, quería ser independiente como las chicas de los blog, pero “¿cómo lo hago?”. Así que, después de ser lectora anónima me decidí a escribir a los dos escort que más seguí, a las dos autoras de los blog que más me gustaban. Ambas me contestaron, me dieron consejos, me ofrecieron su apoyo.
Todavía no tenía las cosas muy claras pero ya entonces había decidido algo, yo también tendría mi propio blog, y esa sería la forma de diferenciarme del resto de chicas. Mi blog sería lo que a mí me haría especial, diferente.
Entré en blogger y creé mi blog, aún no era las alas de la mariposa, simplemente era un blog que no sabía como iba a gestionar pero ya estaba creado.

Creé el blog pero no tenía anuncio, no tenía fotos, no tenía teléfono para trabajar… Vamos, que creé mi blog antes de ser escort, lo único que tenía era el nombre, Alejandra, ese sería el nombre por el que me conocerían. Quería que mi blog naciera y creciera conmigo, y vosotros, los que me habéis leído desde el principio, habéis podido notar en él todos los cambios por los que he pasado, como he crecido, las etapas que he vivido, como he evolucionado. Todo eso lo iré contando aquí, en "Las Alas de la Mariposa" pero tendrá que ser más adelante, vamos a ir por partes y la de hoy ha llegado a su fin. Espero escribir pronto la siguiente pero no dejéis de leerme aunque tarde, la siguiente llegará, seguro que llegará.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Siete Vidas


http://www.youtube.com/watch?v=3FuFgazFGeM&feature=youtube_gdata_player

Los pelos de punta con esta canción.

Sent from Samsung Mobile

viernes, 14 de diciembre de 2012

Feliz Navidad

 
 
Sabéis que la Navidad es una de mis fechas favoritas y este año la espero con mas ilusión porque vuelvo  Madrid, a casa de mi madre, a ver a mi familia, a quedar con mis amigas, a pasear por mi ciudad iluminada...
Con esta canción que me encanta quiero desearos a todos una feliz Navidad,  porque en estas fechas los mejores regalos no vienen en una caja.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Decidida


Los días pasaban y yo sentía que algo le faltaba a mi vida. La oficina y las clases por la tarde ocupaban la mayor parte de mi tiempo, alguna cerveza con los compañeros del trabajo de vez en cuando o quedar para estudiar con una compañera de clase era mi vida social. Una de mis mejores amigas (aún a día de hoy) con la que más vida social hacía se marchó a vivir lejos y yo había roto la relación con mi círculo social anterior. Con 22 años me vi metida en una rutina aburrida, oficina, clases, casa. Nada emocionante, nada diferente, siempre lo mismo. Y esas ganas de vivir que yo tenía por dentro me gritaban que necesitaban más, que eso no era suficiente.

Volví a replantearme las cosas, ¿cómo quieres vivir? ¿qué quieres hacer? ¿cómo quieres recordar tu vida? Y todas las respuestas se empezaron a agolpar en mi mente e hice lo mismo que cuando estudiaba, un esquema. “Lo primero (y más importante) que quiero – me dije- es disfrutar de la vida en todos los sentidos” sabiendo eso lo demás era fácil, sólo tenía que pensar que quería hacer para disfrutarla, y ahí empezó la lista. En esa lista me di cuenta de que había dos tipos de cosas: cosas que se consiguen con dinero (como estudiar en la universidad que quería, viajar, poder darme caprichos, etc) y cosas que no tenían nada que ver con el dinero, cosas como vivir experiencias diferentes, excitantes, “prohibidas”.  Que el día de mañana pudiera decir: “¡La de cosas que he hecho en mi vida! ¡Sí yo te contara!”

Tenía mi “lista” y una idea de cómo llevarla a cabo.”¿Por qué no?” me decía a mi misma, “por un lado eso te dará dinero y te dará una experiencia diferente, excitante”.
Tenía la idea metida entre ceja y ceja pero no tenía ni idea de cómo hacerla realidad. No conocía nada ni a nadie en este mundo, estaba completamente perdida. No sabía que había páginas específicas donde se anunciaban las escort, ni siquiera sabía que era una escort, no sabía que existían las escort independientes, pensaba que todo eso lo gestionaban agencias, no sabía que había fotógrafos que se dedicaban específicamente a fotografiar a escort, no sabía ni que había que hacerse fotos… En fin, con 22 años yo nunca había tenido ningún tipo de contacto con este mundo, ni siquiera había pensado en ello. Pero aún así estaba decidida, así que me puse a investigar en Internet.