domingo, 25 de noviembre de 2012

El principio


¿Hasta cuando debemos remontarnos para contar el por qué de una decisión? Yo no sabría exactamente hasta cuando remontarme para contar por qué decidí empezar a trabajar como escort. Creo que las decisiones importantes que tomamos en la vida no se toman en un momento, creo que todo lo que hemos vivido anteriormente, como nos hemos criado, nuestro entorno, las cosas que hemos vivido, las personas que hemos conocido, todo, influyen en nuestras decisiones. Si yo no hubiera vivido lo que he vivido hasta el día de hoy no sería quién soy y mis decisiones probablemente no hubieran sido las mismas.
Si tuviera que empezar por algún punto de la vida en concreto empezaría por la muerte de mi abuela. Esta sucedió unos años antes de que decidiera empezar a trabajar como escort pero creo que este ha sido un acontecimiento clave en mi vida.
Vi consumirse a mi abuela en una cama, después de toda una vida de trabajo y sacrificio la vida la recompensó pasando el último año de su vida en una cama, sin saber quién era, dónde estaba, con quién, había que darla de comer, lavarla, etc.
Veía a mi abuela consumirse día tras día y fue entonces, aunque en ese momento no era consciente de ello, cuando se empezó a forjar en mí el pilar principal sobre el que se asienta mi vida.

Mi abuela murió, y aunque quede feo decirlo, todos descansamos con ella. Al principio todo parecía normal pero cuando pasaron un par de meses caí en una profunda depresión. La vida no tenía sentido, ¿para que servía vivir si al final todos íbamos a morir? ¿Qué sentido tenía todo si al final sólo nos quedaba la muerte? Así pasé otro par de meses en los que no conseguía encontrarle un sentido a mi vida, vivía por inercia, vivía porque no estaba muerta pero en ese momento de mi vida sentía que me daba igual vivir que morir.

Por suerte, eso pasó, un día lo asimilé, es así, no se puede hacer nada, los años pasan, nos hacemos viejos y la vida se acaba. Por eso hay que vivirla. Esa idea que poco a poco fue creciendo en mi interior mientras veía la vida de mi abuela apagarse, salió a la luz. Vivir, en el amplio sentido de la palabra. Vivir todas las experiencias posibles, tratar de hacer todas las cosas que te gustaría hacer, que el día que llegue la hora de decir adiós, hayas hecho o intentado hacer el máximo de cosas posibles que te hubiera gustado. Tratar de que sean las mínimas las espinas clavadas que tengas.
A partir de entonces muchas cosas cambiaron en mi vida, mi actitud frente a la vida dio un giró de 180º. Creo que ese fue el momento en que pasé de niña a mujer. Decidí volver a estudiar, decidí dejar atrás ciertas malas compañías, malas costumbres, me planteé la vida de una forma completamente diferente. Quizás simplemente fue madurez, quién sabe, pero cambié por completo la forma de vivir que había tenido hasta el momento, cambió mi forma de ver la vida, mis prioridades…Todo.
Mi vida siguió su transcurso, y un verano, unas vacaciones en la playa, pasó algo, conocí a alguien…no se la verdad exactamente que fue pero en el avión de vuelta venía con una idea que no dejaba de rondarme la cabeza.
Empezaron las bromas con una compañera de trabajo, el jajaja, el jijiji, el “y si”, “y si”… y entre risas y cachondeos en mi cabeza ya estaba grabada una idea que finalmente terminaría llevando a cabo.

Como sabéis mis seguidores habituales, no fue ahí cuando empecé a trabar como escort, este blog comenzó en esto conmigo y la primera entrada creo que la escribí en enero, pero si voy a contar la historia de esta etapa de mi vida, he de empezar por el principio y el principio no fue mi primer cliente, ni el día que puse mi primer anuncio, ni la primera entrada en el blog. Este es el principio de cómo me convertí en Alejandra.

martes, 20 de noviembre de 2012

Futuro enfoque en el blog


He estado pensando, y no voy a cerrar el blog, tampoco voy a dejar de escribir, aunque es probable que todavía esté un tiempo un poco ausente del blog, al menos hasta que consiga centrarlo todo aquí en Londres. No voy a cerrar el blog porque tengo planes para él, es cierto que ya no soy escort, y que aunque lo fuera ya no estoy españa, y claro, eso le hacía perder un poco su sentido a este espacio.
Pero también es una nueva oportunidad de darle otro enfoque, aún no comento nada más porque estoy decidiendo como orientarlo exactamente, no lo tengo muy claro. Por un lado había pensado ir escribiendo estilo novela mi experiencia como escort, como comencé, por qué, las etapas que he pasado, como he vivido esa experiencia, las experiencias vividas... Por otro también me llama la atención hacer como una especie de buzón de sugerencias donde los lectores pudieran enviarme temas sobre los que tratar, sobre lo que yo expusiera mi punto de vista, mi experiencia... O si no ir exponiendo yo los temas, contando las cosas sin tabúes, sin la "presión" de que futuros clientes puedan leer mis palabras....No se, aún está por definir, acepto sugerencias :)
Sólo quería escribir esta entrada para que no me dejéis de leer, que estoy aquí, y que no muy tarde volveré con cambios.
Por cierto, estoy mucho mejor (creo que se nota) mi ánimo está mejor y poco a poco voy a ir organizando las cosas aquí.

P.D. Buscando imágenes para la entrada he encontrado esta, había otras más indicadas para el tema de la entrada pero esta me ha parecido muy indicada para este blog ;)

martes, 13 de noviembre de 2012

Hasta pronto

Como podéis ver he eliminado las últimas entradas. Un comentario de un anónimo en mi última entrada me ha hecho reaccionar. A veces necesitamos que nos hablen claramente y nos digan: "Estás como una cabra, ¿se puede saber que leches te pasa?"  Tiene razón, se me está "pirando la pinza", me estoy volviendo loca, estoy dando una imagen que no va conmigo y que además no quiero dar. Tengo la constante impresión de que últimamente la cago constantemente, no dejo de cometer errores, de actuar de formas de las que luego me arrepiento, teniendo una actitud que no me lleva a ninguna parte, ni en este blog ni en mi vida personal. Estoy pasando por un momento muy duro y muy difícil, a estas alturas ya no es un secreto, y no se como enfrentarme a él. He pasado por otros malos momentos pero nada parecido a este, me está costando mucho superarlo. Lo superaré pero necesito tiempo.
He decidido que voy a dejar de escribir, al menos por una temporada, me estoy planteando incluso cerrar el blog. A veces tengo la impresión de que este blog ya no tiene razón de ser y que sólo lo utilizo para una cosa que ya no tiene sentido y que sólo me causa problemas. De momento no lo he decidido, por ahora sólo dejaré de escribir.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Madrid


En el mesón Cinco Jotas, vinito, queso... Ummmmm ¡¡¡¡¡MADRID!!!!
Estoy muuuy feliz y quiero compartirlo con vosotros :)



Sent from Samsung Mobile

domingo, 4 de noviembre de 2012

No tengo palabras para titular esta entrada


No puedo dormir, después de comer me he puesto una peli y me he quedado dormida. Después de hacer la maleta, darme un baño de casi dos horas y cenar algo, me he puesto a trastear por internet. Hacía bastante tiempo que no me asomaba por el foro de mi amiga Paula y me he dicho: “vamos a ver que se cuentan por ahí”. Y una de las cosas que se cuentan no es nada agradable. Una compañera ha sido agredida, violada, pegada. Por guardar su privacidad no se ha dado el nombre así que no se si la conozco en persona o no.  Me ha puesto mal cuerpo, ya sabéis que tengo una sensibilidad especial para estas cosas. ¿Cómo se puede hacer algo así? ¿Qué placer sexual  puede encontrar un hombre si la chica con la que está llora y le pide que pare? ¿Cómo se le puede poner dura a un hombre pegando a una mujer y forzándola?
Lo peor es que todo quedará impune, creo que finalmente la chica no denunciará. No la culpo, la entiendo perfectamente. ¿Sabéis que las violaciones son de los delitos que menos se denuncian? Por vergüenza, por no querer ser juzgadas, por no revivir la experiencia… A veces puede que la chica ni siquiera lo cuente, que la de vergüenza y se lo guarde para ella. A parte de todo el mal trago de tener que contar lo que te ha pasado y revivirlo otra vez, en este caso, hay que pasar por ese momento de decir: “soy prostituta y un supuesto cliente me ha agredido”, a parte de toda la humillación que ya has vivido debes enfrentarte a una nueva humillación porque lo más seguro, es que en un juicio, la defensa, vaya a atacar con que la denunciante es prostituta y la pregunta dejará de ser, “¿es culpable de violar a una mujer?” para ser; “¿es culpable de agredir a una prostituta?” En fin, se que en estos casos hay que denunciar siempre porque es la única manera de hacer algo, y se que lo políticamente correcto sería decir eso, pero también comprendo lo complicado que puede resultar, todas las dudas que pueden surgir, los miedos. Creo que hay que ser fuerte para hacerlo, sentirte muy apoyada para decidirte a dar el paso, no sentirte sola, sentirte protegida para poder enfrentarte a eso, tener las ideas claras, no sentirte culpable de ser prostituta…en fin, será mejor que me vaya a dormir, mañana tengo que madrugar para coger mi avión, espero no tener pesadillas esta noche.

Desde aquí, desde mi pequeño espacio, un beso enorme y todo mi apoyo a esa compañera. Mucho ánimo.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Lady Madrid

Una copa de vino, la maleta abierta sobre la cama y esta canción sonando en mi portátil. Esta canción que a alguien siempre le recordaba a mí. Mañana cogeré un avión y pasaré 4 días en Madrid, luego volveré de nuevo a Londres. Voy principalmente por dos razones, ver a los míos que les necesito un montón y traerme más cosas a Londres, me viene con lo justo, 3 maletas, jejejej Estoy contenta, volver a mi ciudad, a merendar en el vips con la única persona a la que creo que le gusta el vips tanto como a mi, tomarme un GT con mis amigas, comer con mi ángel de la guarda, darle una sorpresa a mi madre que no sabe que voy, pegarme con mi hermano, entender lo que dicen por la megafonía del metro...¡hogar dulce hogar! Parece mentira que solo lleve un mes en Londres, echo mucho de menos mi ciudad, por algo dicen por ahí que soy Lady Madrid.