viernes, 27 de julio de 2012

De vuelta en Madrid


Ya estoy de nuevo en Madrid, al menos me queda el consuelo de la tormenta y del aire fresco que respira hoy en la ciudad.
Los cuatro días en la playa terminaron, en líneas generales han sido cuatro días de playa, sol, baños en el mar...un poco de turismo y mucho relax.
Esta noche la he pasado en un sueño, en mi sueño favorito, en el sueño en el que me quedaría para siempre, el sueño del nunca quiero despertar y cada vez me cuesta más hacerlo. Pero la mañana llegó y como dice Calderón de la Barca: la vida es sueño y los sueños, sueños son. Así que aquí estoy, preparada para terminar este mes y comenzar el mes de reflexión, de transición. Para mi los años no empiezan en Enero, quizás sea por la costumbre del estudiante pero yo comienzo el año nuevo en Septiembre. Agosto es el mes en que evalúo el año anterior, pongo las experiencias vividas en una balanza, decido que quiero cambiar y que quiero que no cambie. Comienzo nuevas metas, nuevos objetivos...Por norma general a estas alturas del año ya tengo más o menos definidos los planes para el año nuevo, en Agosto los perfilo y me preparo para conseguirlos.
Tengo previstos cambios para este año, algunos de ellos afectarán a Alejandra.
Voy a empezar de 0 con los estudios, sí, cambio de carrera, este año me he dado cuenta de que lo que estudiaba, aunque me gusta, quizás no sea lo mío profesionalmente. Quiero además volver a trabajar, de forma estable, volver a una oficina, tener una seguridad, un horario, unas relaciones laborales, seguir ampliando mi currículum. Ya no soy una niña, este año cumplo 25, he hecho toda mi vida lo que me ha dado la gana y eso está genial y me siento muy orgullosa de ello pero al igual que he hecho siempre lo que he querido he de ser responsable con esas decisiones. He empezado tarde a estudiar, la gente de mi edad o ya ha terminado la carrera o está a punto de hacerlo, yo sin embargo empecé el año pasado y para colmo voy a cambiar, no me puedo permitir estar hasta los 29 con mi currículum parado. Este año he probado la experiencia de vivir solo para estudiar y he de confesar, que aunque no ha estado mal, no ha terminado de llenarme. Será por eso de las edades, será por eso de la madurez, me siento mujer, muy mujer aunque muchos puedan pensar que soy una niña, yo no me veo como una estudiante y ya está. Necesito algo más, prefiero tardar un par de años más en terminar la carrera y sentirme plena y realizada. Ha llegado el momento también de dejar de compartir piso, se acabó la convivencia, una experiencia estupenda el compartir piso con amigas pero ahora me apetece vivir sola de verdad. Además, están los típicos "planes Enero", volver a ir al gimnasio que desde que llegó el verano lo he dejado de lado, comer sano, fumar menos, ahorrar más... Y tendré además que decidir que pasa con Alejandra una vez tenga de nuevo un trabajo estable con unos ingresos fijos. Pero, hasta ese momento, aquí estoy, Alejandra en Madrid de nuevo, con las pilas cargadas dispuesta a empezar el mes de transición para el año nuevo, con mucha ilusión por mis nuevos planes, con mucha fuerza, con mucha energía, cargada de optimismo porque en la playa tuve una revelación. Mientras miraba el mar desde mi tumbona, mientras veía una gaviota volar, mientras las olas rompían en las rocas y el sol brillaba, de repente lo supe, tuve una sensación y lo supe. Supe que todo iba a ir bien, sólo tengo que creer, que tener fe y se que todo irá bien. (no creáis que me ha dado un arrebato religioso, jeje, hablo de creer y tener fe en el amplio sentido de la palabra).
Un año más que pasa, un año más de experiencias que me hacen conocerme mejor a mi misma, que a la vez hace que nunca deje de sorprenderme, un año más madura, un año más mujer, un año más en el que voy descubriendo lo que quiero realmente en la vida después de haber probado y comprobado, un año más de vuelo. Un año que comienza volando, un año más en el que esta mariposa surca el cielo.

Como imagen para la entrada este precioso cuadro de Dalí me ha parecido muy pero que muy apropiado.

martes, 17 de julio de 2012

En la playa

Como siempre me he enrollado demasiado y en la entrada anterior no queda muy visible.

Del 23 al 26 de Julio no estaré disponible.

Ahora mejor. ;)

Disfrutando y a la playa!!!

Soy de esas personas personas que cree firmemente que el secreto para ser feliz es disfrutar del día a día. No siempre la vida va a ser exactamente como queremos pero el truco es aprender a disfrutarla. Disfrutar tanto de una tarde en casa leyendo como de una noche de cena con amigas, de unas vacaciones en la playa, un paseo por el Retiro o una tarde de compras, etc.
Soy una mujer muy activa, estoy acostumbrada a tener mil cosas que hacer en el día y desde que ya no voy a clase y me he quedado sin una rutina diaria confieso que he estado un poco depre, aburrida. Quizás me he agobiado demasiado pero realmente eso de levantarme por la mañana a la hora que me da la gana y decir: "¿qué voy a hacer hoy?" me ha tenido (y algún día que otro todavía me tiene) un poco de bajón. No tener nada que hacer está muy bien para un mes, un par, cuando pasas el par...
A la vista del estado emocional en el que empezaba a entrar me paré a reflexionar, reflexioné y llegué a la conclusión de disfrutarlo y aprovecharlo. Me dije: "¿cuándo vas a tener otra oportunidad de tener todo el día para ti? ¿para hacer lo que te de la gana?" No lo se, quizás vuelva a tener la oportunidad o ya no vuelva a tenerla, llegará el día en el que un trabajo estable, las clases y demás obligaciones no me dejen tanto tiempo y entonces echaré de menos estos días, así que me dije: "nena, a disfrutar". Y eso estoy haciendo. Me he despertado de la siesta a eso de las 18:30, hoy he ido a comer con una amiga. He salido de casa a hacer unas cosas a las 12, a eso de la una ya había terminado y me he sentado en la terraza del Círculo de Bellas Artes a tomar algo y a leer un rato, he ido a De María a comer con mi amiga y hemos disfrutado de una opípara comida. Me encanta De María, no es un sitio muy caro y se come de maravilla, es más, "odio" ir allí porque siempre termino comiendo demasiado. Una buena comida, vino blanco para los entrantes, tinto para la carne, postre, sorbetes, café... Comida, sobremesa y a casa a echarme una fabulosa siesta.
Llego a casa muerta de calor, me quito toda la ropa y me tumbo sobre la cama, estoy desnuda y me siento aliviada de no llevar ropa encima. Decido rematar la comida, cojo mi vibrador y me doy otro festín. Después sí, después me duermo.
Y vosotros diréis, "¿y por qué nos suelta este rollo esta tía?" pues queridos míos este rollo es sólo la introducción para deciros que en este plan de disfrutar no podía faltar la playa. Mallorca es el destino, ya está el hotel reservado, en la playa, en primera línea, con SPA, con un fabuloso SPA al que pienso ir todos los días. Sólo me voy a ir 4 días pero tengo pensado disfrutarlos tanto como pueda. El plan es muy tranquilo, playa, SPA, una amiga y yo, chiringuitos, paseos por la orilla del mar, un libro...
Así que del 23 al 26 de Julio Alejandra no estará disponible, estará en la playa.
Este año, en vista de que prácticamente llevo todo el verano de vacaciones solo me iré fuera unos días pero no existe el verano si no hay playa de por medio. Espero que todos podáis sacar unos días para desconectar de la rutina, relajaros y disfrutar.

domingo, 15 de julio de 2012

El talismán

No se como todavía esta canción no estaba en mi blog, me encanta.
Dedicada a todas las noches de amor desesperado...
(He elegido este video porque me han encantado las pinturas)


Por la mañana

Hoy me he despertado temprano, no he querido mirar el reloj pero por la luz que se colaba por la persiana debían ser sobre las 7 de la mañana. No quería levantarme, tampoco podía dormir, tenía una sensación rara. Como si un sueño que no podía recordar me pusiera un poco nerviosa.
He retozado un poco en la cama, me he quedado tumbada de lado, he encojido un poco las piernas y me he puesto a pensar. A pensar en esas ocasiones que me despierto y me siento abrazada. Siento besos en la espalda, siento unas manos que recorren mis piernas, las acarician. Mi cuerpo pegado junto a otro sintiendo como va creciendo la erección. Entonces sin cambiar de postura muevo un poco mis caderas para rozarme, para que se excite más. La mano del que está en la cama conmigo se introduce entre mis piernas y me acaricia ahí, en mi sexo, húmedo, le encanta mi humedad.
Hoy no hay otra mano que me acaricie pero me sorprendo acariciándome yo, me comienzo a masturbar y sigo pensando, recordando.
Sexo, sexo, quizás era eso lo que no me dejaba dormir. Ganas de sexo, de hacer el amor...
Cuando termino, cuando llego al climax me quedo tranquila, me duermo otra vez.
Me despierto de nuevo, abro las persianas y entra el sol. Me asomo al balcón, me encanta el pueblo, veo los tejados de las casitas, respiro... Me preparo un café con hielo y me siento a escribir.

domingo, 8 de julio de 2012

En Madrid

Pues ya estoy de nuevo en Madrid. Ha sido rápido, muy rápido, pero ha merecido la pena.
Estoy cansada, he llegado a casa, he desecho la pequeña maleta y aquí estoy, tirada en el sillón viendo la tv, y curioseando un poco por la Web. Hoy no tardaré mucho en acostarme. Hemos terminado la noche a las 9 de la mañana desayunando. Llegué a Barcelona tarde, a las 7y30 estaba en casa de Paula, una duchita, nos ponemos guapas y nos vamos. Un GT antes de la cena y poco a poco vamos llegando todos. La cena y copas después, la gente empieza a irse pero unos pocos resistimos. Cuando la coctelería en la que estábamos cierra, nos vamos a Luz de Gas (una conocida discoteca de Bcn). Reconozco que el cierre de la discoteca lo pasé desde un taburete de la barra con los pies descalzos encima de otro taburete e intentando ligar con el camarero. Cuando también cerraron Luz de Gas, el desayuno. Algo de comer, un café y charla y más risas. Yo ya estaba out, para mi eso de terminar la noche desayunando no es habitual, no soy muy nocturna y menos fiestera. Soy de cenita, copitas y habitualmente a las 4 de la mañana como muy tarde a casa a dormir, así que¡¡imaginaros como estaba a las 9 de la mañana!!
He dormido solo unas horas, bueno, y una cabezadita en el AVE pero ha merecido la pena. Me lo he pasado en grande, he visto a quienes hacía tiempo no veía, he conocido a quienes tenía ganas de conocer y a gente totalmente nueva. Me ha encantado conversar mis chicas, reírnos, contarnos como nos va la vida, complicidades... ¡Me lo he pasado genial! Ahora a descansar y mañana más.

sábado, 7 de julio de 2012

Algo blanco se acerca volando, se acerca más, es grande. Pasa por mi lado, lo miro. Una gaviota, en Madrid no vuelan gaviotas. Estoy cerca del mar.
Hace menos calor que en Madrid pero noto la humedad, es como algo que se pega a mi cuerpo. Estoy cerca del mar.
Ya he llegado a Barcelona y mientras espero a que una amiga venga a buscarme pienso, escribo, disfruto. He disfrutado del viaje en AVE en soledad: música, lectura, paisajes... Disfruto ahora de la espera, tengo ganas de ver a Paula y a las chicas. Tengo ganas de pasarlo bien, de estar en un lugar diferente, de hablar, de reír, de volver a ver, de pasear por calles que no son las habituales. 
Ya veo a Paula, estoy en Barcelona.

Enviado de Samsung Mobile

jueves, 5 de julio de 2012

En Barcelona

Esta pequeña entrada es sólo para decir que el día 7 (este sábado) llegaré a Barcelona, aún no tengo el billete de vuelta pero la idea es regrasar el domingo día 8.
En realidad es una escapada relámpago para cenar. Paula (Paula Vip) ha organizado una de esas cenas en las que nos reunimos varias chicas y lo pasamos en grande. Por diversas circunstancias nunca he tenido la oportunidad de acudir a una en la ciudad condal pero esta no me la pierdo. Tengo cierta amistad con varias de las chicas de Barcelona y un montón de ganas de conocer a otras a las que aún no tengo el placer de conocer. Estoy segura de que será una noche genial y además es una oportunidad para salir un par de días de Madrid.
Barcelona, nos vemos el sábado.