jueves, 27 de diciembre de 2012

Blogs de escort



Deberéis disculparme por este parón de entradas en el blog, pero últimamente mi vida está un poco caótica. Para colmo, los días en Madrid no están siendo días de descanso precisamente, quiero ver a todo el mundo, hacer todas las cosas posibles, la Navidad, los amigos, la familia, las compras, algunas gestiones… En fin, que hoy es el primer día tranquilo que tengo para sentarme frente al ordenador a escribir. Retomo viejas costumbres, me sirvo una copa de vino, me enciendo un cigarro y me siento frente al teclado. Así que vamos a continuar con la historia de cómo me convertí en Alejandra.


Como decía, me puse a curiosear en Internet. No recuerdo cuáles fueron las palabras de búsqueda pero sí recuerdo que lo primero que encontré fue el Blog de Paula. Una sección llamada “Consejos para nuevas Callgirls” llamó mi atención. Leí, y me gustó lo que leí, daba unos cuantos consejos que para las que queremos empezar sin tener la menor idea de cómo es este mundo son  muy útiles. Ahí descubrí cosas tan lógicas como buscarse un nombre “artístico”, tener un teléfono exclusivo para trabajar, etc. Son cosas que a día de hoy parecen muy lógicas pero que en aquel momento yo no había pensado. Hablaba además de ciertas “normas” de comportamiento y de presencia que una señorita de compañía debe tener. Y he de confesar que terminaría saltándomelas casi todas. Pero eso vendrá más adelante.
Tras el descubrimiento del blog de Paula entraba casi a diario para seguirlo, un día descubrí otro blog a través de un comentario en el mismo. Este era más personal, el blog de Paula trata el tema de una forma más profesional pero el nuevo blog tenía otro aire más íntimo que me gustó. Después de este vino otro, y otro, y otro…
Así descubrí varios blogs de escort, algunos contaban vivencias, experiencias, historias que me engancharon y poco a poco fui creando más firmemente la imagen de escort en mi cabeza. Qué es una escort, qué hace una escort.

Por aquel entonces tuve que hacer una parada en mi vida, me tenía que someter a una operación importante que me tendría fuera de juego un par de meses. La operación salió de maravilla, pero aún así los dos meses de baja fueron obligatorios.
Tras la operación ese concepto de vivir, de acumular experiencias, se aferró más fuerte a mi. 14 horas en quirófano y una explicación de mi médico de lo que me podría haber pasado de no haber operado a tiempo me hicieron darme cuenta una vez más de lo importante que es vivir en amplio sentido de la palabra. No limitarnos a respirar y a aceptar con la cabeza agachada, yo quería hacer mi vida como a mí me diera la gana, no me iba a parar frente a los muros, no me iba a asustar, yo iba a vivir, iba a escribir mi historia.

Esos dos meses de baja seguí leyendo los blog que había descubierto, indagando, absorbiendo información. Por más que leía, por más que buscaba seguía sin saber como empezar a trabajar como escort. No quería trabajar para ninguna agencia, quería ser independiente como las chicas de los blog, pero “¿cómo lo hago?”. Así que, después de ser lectora anónima me decidí a escribir a los dos escort que más seguí, a las dos autoras de los blog que más me gustaban. Ambas me contestaron, me dieron consejos, me ofrecieron su apoyo.
Todavía no tenía las cosas muy claras pero ya entonces había decidido algo, yo también tendría mi propio blog, y esa sería la forma de diferenciarme del resto de chicas. Mi blog sería lo que a mí me haría especial, diferente.
Entré en blogger y creé mi blog, aún no era las alas de la mariposa, simplemente era un blog que no sabía como iba a gestionar pero ya estaba creado.

Creé el blog pero no tenía anuncio, no tenía fotos, no tenía teléfono para trabajar… Vamos, que creé mi blog antes de ser escort, lo único que tenía era el nombre, Alejandra, ese sería el nombre por el que me conocerían. Quería que mi blog naciera y creciera conmigo, y vosotros, los que me habéis leído desde el principio, habéis podido notar en él todos los cambios por los que he pasado, como he crecido, las etapas que he vivido, como he evolucionado. Todo eso lo iré contando aquí, en "Las Alas de la Mariposa" pero tendrá que ser más adelante, vamos a ir por partes y la de hoy ha llegado a su fin. Espero escribir pronto la siguiente pero no dejéis de leerme aunque tarde, la siguiente llegará, seguro que llegará.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Siete Vidas


http://www.youtube.com/watch?v=3FuFgazFGeM&feature=youtube_gdata_player

Los pelos de punta con esta canción.

Sent from Samsung Mobile

viernes, 14 de diciembre de 2012

Feliz Navidad

 
 
Sabéis que la Navidad es una de mis fechas favoritas y este año la espero con mas ilusión porque vuelvo  Madrid, a casa de mi madre, a ver a mi familia, a quedar con mis amigas, a pasear por mi ciudad iluminada...
Con esta canción que me encanta quiero desearos a todos una feliz Navidad,  porque en estas fechas los mejores regalos no vienen en una caja.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Decidida


Los días pasaban y yo sentía que algo le faltaba a mi vida. La oficina y las clases por la tarde ocupaban la mayor parte de mi tiempo, alguna cerveza con los compañeros del trabajo de vez en cuando o quedar para estudiar con una compañera de clase era mi vida social. Una de mis mejores amigas (aún a día de hoy) con la que más vida social hacía se marchó a vivir lejos y yo había roto la relación con mi círculo social anterior. Con 22 años me vi metida en una rutina aburrida, oficina, clases, casa. Nada emocionante, nada diferente, siempre lo mismo. Y esas ganas de vivir que yo tenía por dentro me gritaban que necesitaban más, que eso no era suficiente.

Volví a replantearme las cosas, ¿cómo quieres vivir? ¿qué quieres hacer? ¿cómo quieres recordar tu vida? Y todas las respuestas se empezaron a agolpar en mi mente e hice lo mismo que cuando estudiaba, un esquema. “Lo primero (y más importante) que quiero – me dije- es disfrutar de la vida en todos los sentidos” sabiendo eso lo demás era fácil, sólo tenía que pensar que quería hacer para disfrutarla, y ahí empezó la lista. En esa lista me di cuenta de que había dos tipos de cosas: cosas que se consiguen con dinero (como estudiar en la universidad que quería, viajar, poder darme caprichos, etc) y cosas que no tenían nada que ver con el dinero, cosas como vivir experiencias diferentes, excitantes, “prohibidas”.  Que el día de mañana pudiera decir: “¡La de cosas que he hecho en mi vida! ¡Sí yo te contara!”

Tenía mi “lista” y una idea de cómo llevarla a cabo.”¿Por qué no?” me decía a mi misma, “por un lado eso te dará dinero y te dará una experiencia diferente, excitante”.
Tenía la idea metida entre ceja y ceja pero no tenía ni idea de cómo hacerla realidad. No conocía nada ni a nadie en este mundo, estaba completamente perdida. No sabía que había páginas específicas donde se anunciaban las escort, ni siquiera sabía que era una escort, no sabía que existían las escort independientes, pensaba que todo eso lo gestionaban agencias, no sabía que había fotógrafos que se dedicaban específicamente a fotografiar a escort, no sabía ni que había que hacerse fotos… En fin, con 22 años yo nunca había tenido ningún tipo de contacto con este mundo, ni siquiera había pensado en ello. Pero aún así estaba decidida, así que me puse a investigar en Internet.  

domingo, 25 de noviembre de 2012

El principio


¿Hasta cuando debemos remontarnos para contar el por qué de una decisión? Yo no sabría exactamente hasta cuando remontarme para contar por qué decidí empezar a trabajar como escort. Creo que las decisiones importantes que tomamos en la vida no se toman en un momento, creo que todo lo que hemos vivido anteriormente, como nos hemos criado, nuestro entorno, las cosas que hemos vivido, las personas que hemos conocido, todo, influyen en nuestras decisiones. Si yo no hubiera vivido lo que he vivido hasta el día de hoy no sería quién soy y mis decisiones probablemente no hubieran sido las mismas.
Si tuviera que empezar por algún punto de la vida en concreto empezaría por la muerte de mi abuela. Esta sucedió unos años antes de que decidiera empezar a trabajar como escort pero creo que este ha sido un acontecimiento clave en mi vida.
Vi consumirse a mi abuela en una cama, después de toda una vida de trabajo y sacrificio la vida la recompensó pasando el último año de su vida en una cama, sin saber quién era, dónde estaba, con quién, había que darla de comer, lavarla, etc.
Veía a mi abuela consumirse día tras día y fue entonces, aunque en ese momento no era consciente de ello, cuando se empezó a forjar en mí el pilar principal sobre el que se asienta mi vida.

Mi abuela murió, y aunque quede feo decirlo, todos descansamos con ella. Al principio todo parecía normal pero cuando pasaron un par de meses caí en una profunda depresión. La vida no tenía sentido, ¿para que servía vivir si al final todos íbamos a morir? ¿Qué sentido tenía todo si al final sólo nos quedaba la muerte? Así pasé otro par de meses en los que no conseguía encontrarle un sentido a mi vida, vivía por inercia, vivía porque no estaba muerta pero en ese momento de mi vida sentía que me daba igual vivir que morir.

Por suerte, eso pasó, un día lo asimilé, es así, no se puede hacer nada, los años pasan, nos hacemos viejos y la vida se acaba. Por eso hay que vivirla. Esa idea que poco a poco fue creciendo en mi interior mientras veía la vida de mi abuela apagarse, salió a la luz. Vivir, en el amplio sentido de la palabra. Vivir todas las experiencias posibles, tratar de hacer todas las cosas que te gustaría hacer, que el día que llegue la hora de decir adiós, hayas hecho o intentado hacer el máximo de cosas posibles que te hubiera gustado. Tratar de que sean las mínimas las espinas clavadas que tengas.
A partir de entonces muchas cosas cambiaron en mi vida, mi actitud frente a la vida dio un giró de 180º. Creo que ese fue el momento en que pasé de niña a mujer. Decidí volver a estudiar, decidí dejar atrás ciertas malas compañías, malas costumbres, me planteé la vida de una forma completamente diferente. Quizás simplemente fue madurez, quién sabe, pero cambié por completo la forma de vivir que había tenido hasta el momento, cambió mi forma de ver la vida, mis prioridades…Todo.
Mi vida siguió su transcurso, y un verano, unas vacaciones en la playa, pasó algo, conocí a alguien…no se la verdad exactamente que fue pero en el avión de vuelta venía con una idea que no dejaba de rondarme la cabeza.
Empezaron las bromas con una compañera de trabajo, el jajaja, el jijiji, el “y si”, “y si”… y entre risas y cachondeos en mi cabeza ya estaba grabada una idea que finalmente terminaría llevando a cabo.

Como sabéis mis seguidores habituales, no fue ahí cuando empecé a trabar como escort, este blog comenzó en esto conmigo y la primera entrada creo que la escribí en enero, pero si voy a contar la historia de esta etapa de mi vida, he de empezar por el principio y el principio no fue mi primer cliente, ni el día que puse mi primer anuncio, ni la primera entrada en el blog. Este es el principio de cómo me convertí en Alejandra.

martes, 20 de noviembre de 2012

Futuro enfoque en el blog


He estado pensando, y no voy a cerrar el blog, tampoco voy a dejar de escribir, aunque es probable que todavía esté un tiempo un poco ausente del blog, al menos hasta que consiga centrarlo todo aquí en Londres. No voy a cerrar el blog porque tengo planes para él, es cierto que ya no soy escort, y que aunque lo fuera ya no estoy españa, y claro, eso le hacía perder un poco su sentido a este espacio.
Pero también es una nueva oportunidad de darle otro enfoque, aún no comento nada más porque estoy decidiendo como orientarlo exactamente, no lo tengo muy claro. Por un lado había pensado ir escribiendo estilo novela mi experiencia como escort, como comencé, por qué, las etapas que he pasado, como he vivido esa experiencia, las experiencias vividas... Por otro también me llama la atención hacer como una especie de buzón de sugerencias donde los lectores pudieran enviarme temas sobre los que tratar, sobre lo que yo expusiera mi punto de vista, mi experiencia... O si no ir exponiendo yo los temas, contando las cosas sin tabúes, sin la "presión" de que futuros clientes puedan leer mis palabras....No se, aún está por definir, acepto sugerencias :)
Sólo quería escribir esta entrada para que no me dejéis de leer, que estoy aquí, y que no muy tarde volveré con cambios.
Por cierto, estoy mucho mejor (creo que se nota) mi ánimo está mejor y poco a poco voy a ir organizando las cosas aquí.

P.D. Buscando imágenes para la entrada he encontrado esta, había otras más indicadas para el tema de la entrada pero esta me ha parecido muy indicada para este blog ;)

martes, 13 de noviembre de 2012

Hasta pronto

Como podéis ver he eliminado las últimas entradas. Un comentario de un anónimo en mi última entrada me ha hecho reaccionar. A veces necesitamos que nos hablen claramente y nos digan: "Estás como una cabra, ¿se puede saber que leches te pasa?"  Tiene razón, se me está "pirando la pinza", me estoy volviendo loca, estoy dando una imagen que no va conmigo y que además no quiero dar. Tengo la constante impresión de que últimamente la cago constantemente, no dejo de cometer errores, de actuar de formas de las que luego me arrepiento, teniendo una actitud que no me lleva a ninguna parte, ni en este blog ni en mi vida personal. Estoy pasando por un momento muy duro y muy difícil, a estas alturas ya no es un secreto, y no se como enfrentarme a él. He pasado por otros malos momentos pero nada parecido a este, me está costando mucho superarlo. Lo superaré pero necesito tiempo.
He decidido que voy a dejar de escribir, al menos por una temporada, me estoy planteando incluso cerrar el blog. A veces tengo la impresión de que este blog ya no tiene razón de ser y que sólo lo utilizo para una cosa que ya no tiene sentido y que sólo me causa problemas. De momento no lo he decidido, por ahora sólo dejaré de escribir.

lunes, 5 de noviembre de 2012

Madrid


En el mesón Cinco Jotas, vinito, queso... Ummmmm ¡¡¡¡¡MADRID!!!!
Estoy muuuy feliz y quiero compartirlo con vosotros :)



Sent from Samsung Mobile

domingo, 4 de noviembre de 2012

No tengo palabras para titular esta entrada


No puedo dormir, después de comer me he puesto una peli y me he quedado dormida. Después de hacer la maleta, darme un baño de casi dos horas y cenar algo, me he puesto a trastear por internet. Hacía bastante tiempo que no me asomaba por el foro de mi amiga Paula y me he dicho: “vamos a ver que se cuentan por ahí”. Y una de las cosas que se cuentan no es nada agradable. Una compañera ha sido agredida, violada, pegada. Por guardar su privacidad no se ha dado el nombre así que no se si la conozco en persona o no.  Me ha puesto mal cuerpo, ya sabéis que tengo una sensibilidad especial para estas cosas. ¿Cómo se puede hacer algo así? ¿Qué placer sexual  puede encontrar un hombre si la chica con la que está llora y le pide que pare? ¿Cómo se le puede poner dura a un hombre pegando a una mujer y forzándola?
Lo peor es que todo quedará impune, creo que finalmente la chica no denunciará. No la culpo, la entiendo perfectamente. ¿Sabéis que las violaciones son de los delitos que menos se denuncian? Por vergüenza, por no querer ser juzgadas, por no revivir la experiencia… A veces puede que la chica ni siquiera lo cuente, que la de vergüenza y se lo guarde para ella. A parte de todo el mal trago de tener que contar lo que te ha pasado y revivirlo otra vez, en este caso, hay que pasar por ese momento de decir: “soy prostituta y un supuesto cliente me ha agredido”, a parte de toda la humillación que ya has vivido debes enfrentarte a una nueva humillación porque lo más seguro, es que en un juicio, la defensa, vaya a atacar con que la denunciante es prostituta y la pregunta dejará de ser, “¿es culpable de violar a una mujer?” para ser; “¿es culpable de agredir a una prostituta?” En fin, se que en estos casos hay que denunciar siempre porque es la única manera de hacer algo, y se que lo políticamente correcto sería decir eso, pero también comprendo lo complicado que puede resultar, todas las dudas que pueden surgir, los miedos. Creo que hay que ser fuerte para hacerlo, sentirte muy apoyada para decidirte a dar el paso, no sentirte sola, sentirte protegida para poder enfrentarte a eso, tener las ideas claras, no sentirte culpable de ser prostituta…en fin, será mejor que me vaya a dormir, mañana tengo que madrugar para coger mi avión, espero no tener pesadillas esta noche.

Desde aquí, desde mi pequeño espacio, un beso enorme y todo mi apoyo a esa compañera. Mucho ánimo.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Lady Madrid

Una copa de vino, la maleta abierta sobre la cama y esta canción sonando en mi portátil. Esta canción que a alguien siempre le recordaba a mí. Mañana cogeré un avión y pasaré 4 días en Madrid, luego volveré de nuevo a Londres. Voy principalmente por dos razones, ver a los míos que les necesito un montón y traerme más cosas a Londres, me viene con lo justo, 3 maletas, jejejej Estoy contenta, volver a mi ciudad, a merendar en el vips con la única persona a la que creo que le gusta el vips tanto como a mi, tomarme un GT con mis amigas, comer con mi ángel de la guarda, darle una sorpresa a mi madre que no sabe que voy, pegarme con mi hermano, entender lo que dicen por la megafonía del metro...¡hogar dulce hogar! Parece mentira que solo lleve un mes en Londres, echo mucho de menos mi ciudad, por algo dicen por ahí que soy Lady Madrid.

martes, 30 de octubre de 2012

La fotógrafa



 
Hoy ha sido un día de esos en los que sin hacer nada especial, me he sentido genial.
El día hoy me ha sorprendido con los rayos del sol, y cuando me dirigía a clase he pensado que no podía desperdiciarlo encerrada entre cuatro paredes, que Londres estaba ahí fuera esperándome. Así que, me he pasado mi parada de metro y me he ido a conocer el Parlamento, el Ojo de Londres y toda esa zona que aún no conocía.
No tenía pensado hacer turismo y mi ropa no era la más adecuada para ello pero ahí estaba yo, con mi gabardina, mi falda, mi camisa y mis botines de cuña alta. Mientras caminaba, pensaba que toda esa situación era como de película. Una mujer joven, atractiva, con gabardina, paseando sola por la rivera del río, con mis pensamientos en mi cabeza, sin saber muy bien que me había llevado hasta allí… No se si es porque he visto muchas películas o si es porque soy un poco peliculera pero en muchas ocasiones pienso que varias escenas de mi vida podrían convertirse en escenas de películas, o mejor aún, en capítulos de un libro. Mientras paseaba, miraba Londres, el río (me encanta el agua) y pensaba en la vida que había dejado atrás, en las cosas que habían sucedido en mi vida, en lo que me había traído a Londres, en que tenía que construir mi vida aquí y que no sabía muy bien cómo iba a hacerlo. En que ahora mismo mi cabeza es un mar de dudas y que todo está caótico. Y ha habido un momento en que me he dado cuenta de que si paraba a alguien y le contaba mi historia, como mínimo le parecería interesante, de película.
La gabardina, el escenario, mis pensamientos…todo me daba un aire misterioso. ¿Cuántas personas habría en ese lugar en una situación similar a la mía? No es imposible que hubiera otra, pero sí improbable.
Y no he sido la única que se ha dado cuenta de que en ese lugar, entre toda esa gente yo tenía algo especial. Bajando unas escaleras, un hombre con una cámara me ha hecho una foto, la ha pillado en el momento oportuno, yo bajando las escaleras y una ráfaga de viento moviendo mi pelo. No se quién era el fotógrafo, y no he entendido gran parte de lo que me ha dicho, creo que una de las cosas que me ha dicho ha sido: “te he visto bajar las escaleras y he pensado que era una imagen preciosa”, y la verdad que sí que ha quedado una foto realmente bonita. Más tarde he pensado que debería haberle dado mi email para que me la enviara.
Yo también he hecho unas fotos preciosas, hoy he echado de menos una buena cámara de fotos, si con la cámara del móvil he podido hacer fotos bonitas, con una buena cámara hubiera hecho fotos geniales. Era un día estupendo para hacer fotos, había sol, había nubes, las luces cambiaban y daban mucho juego a la hora de plasmar imágenes creando efectos muy bonitos en las fotografías. Me gustaría enseñároslas todas pero no puedo, esas fotos irán a mi facebook personal, las verán mi familia… pero he seleccionado 5 especialmente para el blog, y no 5 cualquiera, 5 de las que más me han gustado, de esas en que he sentido que he captado una esencia especial, un cielo, un momento, una luz... Aunque quizás a vosotros no os transmitan nada. ¡Espero vuestras opiniones en mi mail o en comentarios!
Ha sido un buen día, he disfrutado mucho paseando por la zona, sintiéndome misteriosa, interesante, haciendo fotografías, pensando…y para cerrar la mañana, una terraza, una copa de vino y mi libro. La tarde tranquila en casa, una peli y frenadol, porque la mañana ha sido preciosa pero creo que me he traído a casa un resfriado conmigo.

(Nota añadida: lo siento pero he decidido eliminar las fotos originales de la entrada)









viernes, 26 de octubre de 2012

Yo sí, pero tu no

(Recuperando una foto de la primera sesión, siempre me ha encantado esta!!)


Estaba preparando una entrada sobre un comentario que ha hecho un compañero de clase refiriéndose a mi como una monja por decir que prefería quedarme en casa a ir de botellón, y cuan equivocado podía estar él al referirse a mi con esa palabra. Pero ha pasado algo antes de publicarla que me ha hecho cambiarla porque me parece mucho más interesante de comentar.
Aquí en Londres me alojo con una familia, no he venido como au pair, pero vivo con una mami inglesa y sus tres retoños ingleses.
No ser por qué pero siempre he tenido algo especial con los niños, les encanto, puede que porque a mi también me encantan ellos pero el caso es que los niños y yo nos llevamos de maravilla, sobre todo con las niñas. Recuerdo un verano que fui monitora en un campamento, todas las niñas se peleaban por estar en mi grupo y al final tuvimos que hacer una "lista de espera" para que no se pelearan. Con la niña de la casa en la que estoy, a pesar del problema idiomático y que a veces no entiendo lo que me dice, la reacción ha sido la misma.
Como sabréis Halloween está a la vuelta de la esquina y hoy los niños han estado preparando sus disfraces, la niña ha venido a verme emocionada a enseñarme su disfraz y pedirme que fuera con ellos en Halloween a pedir caramelos. No he podido decir que no, así que este 31 habrá una bruja más en las calles de Londres pidiendo caramelos con los niños. Me ha llevado a su cuarto y me ha estado probando sus gorros de bruja y esas cosa, estaba muy contenta jugando conmigo y me ha dicho eso que los niños suelen decir muy a menudo: "de mayor quiero ser como tú, iré a tu casa a aprender español igual que tu estás en la mía". Y aquí es a donde quería llegar con todo esto, lo primero que he pensado cuando la niña me ha dicho eso es: "espero que no". Soy una chica responsable, inteligente, madura, lista, culta, me gusta leer, el arte, no me drogo, trabajadora, independiente, educada, con buenos sentimientos, incapaz de hacerle daño a nadie... (y bueno, voy a dejar ya la lista de halagos que no quiero decir que también soy atractiva, sexy, elegante, con clase... jajaja) Lo que quiero decir es ¿por qué si me tengo en tan alta estima y considero que tengo muchas buenas cualidades he pensado que no quiero que esa niña sea como yo? La respuesta es obvia, porque he sido escort, y aquí viene otra buena pregunta, ¿por qué si para mi ha sido una etapa muy importante que ha cambiado mi vida y me ha aportado muchas cosas no me gustaría que una niña se dedicara a lo mismo el día de mañana? Quizás es porque veo a una niña inocente rubia mirándome con ojos como platos mientras me pinta la cara, puede que si eso mismo me lo dijera una chica de 22 pensara: "¡¡más quisieras!! sigue soñando" :) Puede que sea eso, ese sentimiento fraternal que despiertan los niños, esas ganas de protegerlos y de cuidarlos. Sólo yo sé por los momentos que he pasado, los buenos y los malos, y puede que sea mi instinto de protección el que no desee que esa niña, ahora inocente pero que un día dejara de serlo, pase por las malos momentos. O puede que simplemente sea hipocresía, la misma que hace que siempre diga escort y no puta, escorting y no prostitución.
Puede que a pesar de que yo me haya dedicado a ello, también tenga en la cabeza incrustado ese perjuicio con el que todos nos hemos criado. O puede que yo sepa de primera mano que no es oro todo lo que reluce. O puede que sea todo a la vez.
En fin, no se, sabéis que me gusta comentar este tipo de cosas en mi blog aunque no llegue a ninguna conclusión. Aunque a veces no lo parezca, este es el blog de una escort, ahora ex-escort, y me gusta reflejar en él como se ven las cosas desde mis ojos. Desde los ojos de esta que ha estado en primera plana, porque muchos hablan acerca de esto pero pocos saben realmente lo que es, con sus blancos, sus negros y todos los matices de grises en medio.
Y lo dejo ya porque quiero hacer un par de cosas antes de acostarme y mañana no me tengo que levantar muy tarde que he quedado con una "amiga" (lo entrecomillo porque la acabo de conocer). Como veis poco a poco me voy buscando mi hueco en esta ciudad. ¡¡¡Muac!!!

lunes, 22 de octubre de 2012

Escribiendo, otra vez...

La noche se mezcla con una neblina mojada que empapa todo lo que está en el exterior, yo, desde mi mesa frente a la ventana veo mi reflejo en el cristal y si me fijo, entonces veo la calle. Veo las ramas de los árboles moverse, veo algunas luces en las ventanas de los vecinos y algunos faros de coche que pasan de vez en cuando. Todo está en silencio y yo agudizo el oído, me parece que he escuchado un ruido. Estoy haciendo de babysitter, tengo a los niños en la cama, se supone que dormidos, y quiero que sigan así cuando llegue su madre. Qué cambio ¿no? de escort a babysitter. He pasado de meterme en la cama con hombres por dinero a meter a niños en la cama por dinero. En realidad no es mi trabajo habitual, en realidad aún no tengo trabajo habitual aquí en Londres pero su madre me pidió si hoy podía hacer de babysitter y ¿por qué no? no tenía planes mejores y me gano unas libras que no me vienen nada mal.
Aquí estoy, en Londres, empezando mi nueva vida y confesaré que está habiendo momentos bastante difíciles. Pero ¿quién dijo que fuera a ser fácil? Lo peor, como siempre, es la soledad. Hoy ha sido unos de esos días que yo llamo "días de chicas", los días de chicas son esos días en los que quedemos las chicas para poner a parir a algún hombre. Pero en lugar de eso he tenido que conformarme con un día de chica solitaria. Pasear en solitario por Candem Town, comer en solitario y mirar mi correo cada 5 minutos en solitario. Cuando estoy bien de ánimo estar sola no es problema para mí, es más, se disfrutar en solitario de las cosas pero estar sola cuando necesitas estar acompañada...
He conocido a gente en la academia de inglés, pero a veces siento que no encajo con la gente de mi edad, o quizás simplemente no encajo con la gente que he conocido en la academia. Sus planes para el fin de semana, sábado noche fiesta en la fabric y domingo por la tarde fiesta en otra discoteca que abre los domingos por la tarde. Megamúsica a todo trapo, alcohol, borrachos...¿Es que a nadie le gusta levantarse medio temprano, ir a desayunar, pasear, aprovechar el día, comer...? Es pronto aún, sólo llevo dos semanas, ya conoceré gente con la que encajar. No creo que sea la única chica de 24 años que no quiera meterse en una megadiscoteca en la que no puedes ni respirar a pasar la noche. A mi también me gusta salir, me gusta ir a cenar, luego ir a tomar una copa, bailar... Pero no salir a emborracharme y meterme en una sala gigante llena de borrachos.
Tan sola me siento aquí en Londres que ayer quedé con un lector de mi blog, no para trabajar obviamente, ya no trabajo como escort, pero me escribió, me dijo que estaba en Londres y que si quería tomar un café con él. Si soy sincera al principio no tenía intención de quedar con él, si quiero romper con Alejandra eso no es lo más indicado pero no quería pasar otro sábado sola, me apetecía poder hacer algo con alguien. Y la verdad que estuvo bien, me enseñó un mercadillo que no es de los más conocidos, comimos y bebimos en un pub inglés...
De lo que estoy disfrutando mucho es de los mercadillos, ayer me compre por 3 libras 2 libros geniales. Uno de arte impresionista y otro de estampas japonesas eróticas. ¡Por 3 libras! Bueno, el de estampas eróticas es más bien un catálogo de venta pero aún así está muy bien. ¿Sabíais que en 1770 ya se utilizaban arneses de sodomización? Yo no lo sabía, pero en una estampa de esa fecha aparece una mujer sodomizando a otra con un arnés. Y hablando de sexo y de antigüedad, el otro día en el Museo Británico pude ver claramente como hay una etapa de la historia occidental, que "casualmente" coincide con el "poder cristiano" en el que la mujer y el sexo de repente desaparecen. Iba viendo salas e iba viendo mujeres desnudas, senos, escenas sexuales, ritos de fertilidad (todo esto en figuras, grabados, etc. obviamente) y llega un momento en que todo eso desaparece para dar paso a unas castísimas salas sin tetas al aire. Y después de eso el gran contraste con las salas asiáticas en la que abundan las diosas, las mujeres desnudas, e incluso el sexo. No soy una gran entendida, entiendo lo justo, pero si algo me gusta de estos grandes museos es que puedes ver en un mismo edificio el contraste de culturas, la evolución (o desevolución) de la historia, como el mundo se va transformando.
Ya estoy divagando otra vez por mis pensamientos... creo que es hora de dormir, la mamá de los niños ya ha llegado a casa y mañana tengo que madrugar. Como veis, sigo aquí, plasmando mis pensamientos, escribiendo cuando tengo algo que contar o cuando simplemente me siento sola y quiero "estar con alguien" un rato.

jueves, 11 de octubre de 2012

Sin sexo

Hay un problema con el que no había contado cuando preparé mi viaje a Londres, el sexo.
¿Cuánto tiempo voy a estar sin sexo? ¿Cuánto tiempo tardaré en encontrar a alguien que me guste con el que poder tener sexo? Ya llevo dos semanas sin sexo y mi cuerpo me lo empieza a pedir, y eso no es lo peor, lo peor es que me da un extraño reparo masturbarme aquí. No en Londres obviamente, si no en la casa en la que estoy. Los niños por ahí, una casa que no es la mía... Aunque seguramente este fin de semana lo haga, me daré un baño, disfrutaré de la enorme bañera y ya de paso... Lo necesito, en realidad necesito un polvo pero a falta de pan...
Se lo que muchos pensáis, pero no es tan sencillo como salir una noche y ya está, para tirarme a cualquiera pongo un anuncio y encima cobro, tengo que encontrar a alguien que me guste, ligar con él en un idioma que no es el mío y todo el ritual. Espero que no me espere una temporada de sequía sexual.
Lo peor de todo es que el sexo, cuanto menos lo practicas, menos ganas tienes de sexo. ¿Os imagináis que un día me levantara por la mañana y me diera cuenta de que no tengo deseo sexual? ¡¡¡Qué horror!!! Por eso muchos sexólogos recomiendan a las mujeres (sobre todo, a los hombres no hace falta jeje) que se masturben, ¡cuántos más orgasmos tengas más orgasmos querrás!
Sólo me queda esperar, dejar pasar el tiempo y ver que pasa :)


domingo, 7 de octubre de 2012

A dormir

Llevo un rato escribiendo y borrando, quería escribir mi primera entrada desde Londres, cuando he empezado a escribir sentía la inspiración, no se que ha pasado pero se ha ido.
Ya estoy instalada en la que será mi casa temporalmente y creo que ahora necesito dormir. Ha sido un día muy largo, los aeropuertos me matan, los aviones me cansan y si encima hay retraso como ha pasado hoy y tengo que estar una hora más en el aeropuerto, me dejan destrozada. Además creo que ya me está haciendo efecto la pastilla para dormir. Mañana tengo que madrugar para ir a clase y no me quería dormir a mi hora habitual (las 2y30). Tengo frío, los ojos pesan, me pesan las piernas, hasta los dedos los arrastro por el teclado.
Es hora de dormir, mi primera noche en Londres, al menos se que dormiré de maravilla.
Buenas noches a todos.

viernes, 5 de octubre de 2012

APAGADO, NO DISPONIBLE



Es curioso como el simple acto de encender y apagar un móvil puede significar tantas cosas, en mi caso, significó el principio de una etapa y ahora, también significa el final de esa etapa y el principio de otra.
Cuando he apagado el móvil me he sentido igual que cuando lo encendí por primera vez. Nerviosa, un poco asustada pero con muchas ganas de ver que pasa. Lo mejor del camino es andarlo, salgan las cosas como quiero o no salgan, el simple hecho de la experiencia me apetece mucho vivirla.
Cuando encendí el teléfono me sentía igual, estaba un poco asustada, pero estaba deseando vivir la experiencia. Y la verdad es que ha valido la pena, en aquel momento no imaginaba las dimensiones que iba a alcanzar esta experiencia. Ha sido una experiencia muy intensa. El empezar a trabajar como escort cambió mi vida de forma rotunda. No todo han sido buenos momentos, ha habido momentos difíciles y muy malos pero al hacer balance, el resultado es positivo. No me arrepiento de haber tomado esa decisión en su momento ya que me ha hecho vivir muchas situaciones y la oportunidad de hacer cosas que quizás de otra manera no hubiera vivido. Me ha dado la oportunidad de conocer muchos de los mejores hoteles de Madrid, buenos restaurantes, me ha dado la oportunidad de llevar un ritmo de vida económico que la mayoría de la gente de mi edad no se puede permitir, me ha dado la oportunidad de estudiar el año pasado en uno de los mejores centros privados de lo que yo estaba estudiando, etc.
En cuanto a las situaciones que me ha hecho vivir no tengo palabras, no podéis imaginarlos las cosas que he vivido esta etapa de mi vida. Ni a la gente que he conocido. Muchos de ellos es "gente etapa", esas personas que conocemos en una etapa de nuestra vida pero ya no forman parte de la siguiente, y otros de ellos me acompañarán ya en las etapas venideras. Muchas de las personas que han pasado por mi vida en este etapa ya ni los recuerdo, otras personas no las olvidaré pero se quedarán ocultas en mi memoria hasta que un día, por casualidad, me acuerde de ellas. Con algunas pocas seguiré manteniendo contacto y siempre que surja la oportunidad me gustará saludarlas y charlar ellas. Y por supuesto, me llevo buenos amigos.
Ahora, a dos días de coger un vuelo a Londres, apago el móvil y siento que esta etapa ha llegado al final. En cierto modo me he puesto un poco nostálgica, me ha dado un poco de pena apagarlo. Supone un final y un principio. Ha llegado el momento de vivir nuevas experiencias y cambiar de etapa. Echaba de menos esta sensación de nervios y expectación. De ganas de empezar a andar por el nuevo tramo del camino que viene ahora.
El domingo llegaré a Londres dispuesta a empezar de cero, a conocer una nueva ciudad, una nueva lengua, nuevas personas, nuevas experiencias, nuevas situaciones... Ya dije cuando comuniqué que me iba a Londres que no sabía cuanto tiempo estaría allí. Lo mismo estoy un mes y vuelvo porque no estoy bien, pero la intención que tengo es la de quedarme por lo menos un año. Llegar, buscar trabajo, estudiar, buscar piso...en fin, me apetece tener la experiencia de estar una tiempo viviendo fuera y obviamente, aprender bien inglés. Pero no puedo adivinar el futuro, y siendo sincera no me gustaría poder hacerlo para así vivir cada momento con intensidad, por lo tanto no puedo saber cuanto tiempo estaré, así que tendréis que seguir leyendo mi blog ;)
Por el momento, terminar esta entrada diciendo que mi teléfono ya está apagado y que ALEJANDRA ESCORT YA NO ESTÁ DISPONIBLE.
El correo seguirá estando activo y trataré de llevarlo al día lo máximo posible.

jueves, 27 de septiembre de 2012

Miedo


Hoy me ha pasado una cosa bastante curiosa que me ha hecho pensar. Tenía un servicio, a las 10y30 en un hotel. Todo normal, nada extraño. Me meto en la ducha y no se porqué de repente, he empezado a sentir algo en el estómago, como una especie de nervios. Salgo de la ducha y a medida de me iba arreglando esa sensación aumentaba. No sabía muy bien que era, hasta que se me ha pasado por la cabeza un pensamiento. "Te va a pasar algo esta noche", entonces me he dado cuenta de que era miedo. Un miedo sin ningún fundamento, el cliente era italiano pero no había nada fuera de lo normal que sustentara ese miedo. Yo misma me decía: "¿se puede saber que te pasa? ¡¿A estas alturas vas a tener miedo?!" Pero el miedo seguía ahí, era como una corazonada de que el cliente me iba a hacer algo malo. Entonces mi cabeza ha empezado a funcionar muy deprisa, suelo acertar en mis corazonadas y una parte de mi me decía:"no vayas" pero otra me decía: "a ver, vamos a razonar, ¿por qué tienes miedo?" Me he desvestido, no sabía que hacer. El nudo en el estómago no se iba. He tenido miedo de verdad, tanto que he avisado a una compañera para que me cubriera el servicio. Muchas chicas lo hacen habitualmente, yo no suelo hacerlo pero hoy le he dado a mi compañera el nombre del hotel y el número de habitación. Finalmente me he vuelto a vestir, no tenía argumentos razonables que justificaran mi actitud así que he decidido ir. En el taxi el nudo en el estómago casi no me dejaba hablar, ¡he estado a punto de decirle al taxista que se diera la vuelta! Pero una parte de mi quería demostrarme que estaba equivocada, que no me iba a pasar nada. Me lo he demostrado, un hombre encantador, muy interesante, educado... He llegado sana y salva a casa.
Esto me ha hecho pensar en el miedo, en como es la mente humana. Nunca me ha pasado nada trabajando, bueno, nunca se lo he contado a nadie, miento, sólo una persona lo sabe, pero una vez sí que pasé por una muy mala experiencia, pero salvo eso nunca me ha pasado nada. ¿Por qué entonces ese miedo? Es normal tener miedo a lo desconocido pero después de una año y medio esa no es razón para mi. ¿Entonces por qué? ¡Pero si me han tratado mejor mis clientes que algunas de mis parejas! Creo que es por el libro que me estoy leyendo, después de leerme Cincuenta sombras de Grey no quería más romanticismo, ni más amor, ni más amantes que si se ven no pueden evitar follarse, ni más empalagosos mandándose mails...quería algo que no tuviera nada de romántico así que empecé a leerme un libro de una chica a la que secuestran, violan, pegan, torturan, etc., el padre mata a los culpables y la trama del libro es sobre el juicio al padre de la chica. Obviamente he dejado de leerlo, no quiero romanticismo pero tampoco torturarme psicológicamente. He vuelto a tener pesadillas, después de aquella mala experiencia pasé una temporada en la que tenía muchas pesadillas, desde que empecé el libro he vuelto a tenerlas. No se si es porque soy mujer, porque soy escort, o por qué, pero soy muy sensible con el tema de las violaciones, me afecta muchísimo. Quizás a las niñas se nos mete ese miedo poco a poco en el cuerpo, el miedo de que nos va a pasar algo. "Ten cuidado, no vuelvas a casa sola, no esperes el autobús sola si es de noche, cógete un taxi, etc." Mi madre era muy protectora con eso, y puede que inconscientemente lo tenga gravado en mi mente y yo seré también muy protectora con mi hija y se lo inculcaré a ella y así sucesivamente.
No se que es lo que ha pasado hoy, quizás el libro haya despertado a las pesadillas, el recuerdo de esa mala experiencia y mi mente se ha puesto en modo defensa. Porque el miedo puede verse de esa manera, como una forma que la mente tiene de protegernos y mantenernos a salvo. En fin, por más vueltas que le de creo que nunca llegaré a comprender la mente humana así que será mejor que me vaya a la cama que mi mente y mi cuerpo ya me lo están pidiendo.

domingo, 23 de septiembre de 2012

A un soldadito marinero

Siempre me ha encantado esta canción, hacía mucho tiempo que no la escuchaba y hoy por casualidad la he vuelto a escuchar. Quiero dedicársela a todos los que nos hemos enamorado y no hemos sido correspondidos, a los que nos hemos ilusionado, a los que hemos soñado y nos hemos quedado buscando una lágrima en la arena. A los que sin saber como ha venido nos ha cogido la tormenta. En especial, a un soldadito marinero que navega por las aguas del Cantábrico y tiene su puerto en Santander.


Y esta otra para nosotros también, para animarnos después de tanta sensiblería. Porque me encanta esta canción y siempre me sube el ánimo.








viernes, 21 de septiembre de 2012

Entre cajas

Un pequeño descanso, un vaso de coca-cola bien frío y un cigarro. Miro a mi alrededor y veo cajas de cartón por el suelo y mis pertenencias por ahí desperdigadas. ¡Odio las mudanzas! Es increíble la cantidad de cosas que acumulamos las personas en nuestras casas. Y lo peor es que con muchas de me hago la misma pregunta: "¿para qué guardo esto?", pero aún así, no lo tiro, lo meto en las cajas y digo: "ya veré que hago con ello". Necesitaba un pequeño descanso. Quiero aprovechar, ya que no se muy bien que voy a escribir en esta entrada, para agradeceros a todos vuestros mails y comentarios apoyándome con mi "proyecto Londres" (por cierto, si algún comentario no aparece publicado lo siento, es que a veces con esto de la moderación se me olvida). Gracias por el apoyo y por todos vuestros consejos y vuestras listas de "cosas que hacer y ver". ¡Voy a tener que quedarme un par de años para hacerlo todo! Gracias a la persona que me hizo la "miniguía" del este de Londres, ¡yo también voy a vivir en el este de Londres! al menos al principio así que me vendrá genial. Hoy he entrado en google maps y a través de "street view" he visto la que será mi primera vivienda allí. Es la típica casa adosada inglesa, ¡qué mona! estoy deseando llegar. Perdonad que os de la paliza con Londres pero estoy muy emocionada y creo que si llamo a alguna de mis amigas otra vez para hablar de nuevo de Londres me van a colgar el teléfono.
Algunos me habéis preguntado si seguiré trabajando como escort en Londres, pues la verdad es que en un principio no. Básicamente por dos razones, la primera es que necesito desconectar un poco del escorting, ya llevo año y medio trabajando y necesito cambiar un poco. Es un trabajo que puede resultar muy complicado. Las mentiras, a la hora de tener una rutina, a la hora de conciliar la vida social con la laboral, a la hora de tener una pareja. Se que lo políticamente correcto sería decir que si un hombre me quiere le tendría que dar igual a que me dedicara, pero voy a ser sincera (sabéis que en mi blog me gusta serlo siempre), a mi no me gustaría que a mi pareja le diera igual. Me gustaría que mi pareja se muriera de celos solo de pensarlo. Tampoco yo me sentiría cómoda, es muy difícil. Voy a confesar algo, aunque seguro que muchos lo habréis notado, yo he estado enamorada, muy enamorada, hasta los huesos y más profundo y por necesidades económicas he tenido que trabajar como escort, es lo que paga mis facturas, y puedo decir de primera mano lo difícil y lo complicado que es estar enamorada de alguien y tener que acostarse con otro hombre.
Por otro lado, creo que me vendrá bien volver al "mundo real", me explico, yo gano en una hora lo que mucha gente en una semana y claro, al final te acostumbras. Esto pasa sin que te des cuenta, yo me di cuenta un día mirando ofertas de trabajo, veía los sueldos y yo pensaba: "yo gano eso en 4 horas de trabajo".
Yo no quiero dedicarme a esto siempre, hay mujeres que lo hacen y me parece genial, pero yo quiero casarme, tener niños, una casita con jardín... jeje ya sabéis, esas cosas. Así que más vale que me acostumbre a que por norma general el dinero no llega tan rápido.
He dicho en un principio porque no me gusta tragarme mis palabras y no se que sucederá, quizás después de un par de meses sin trabajar eche de menos la emoción de ir a un hotel y no saber con quién me voy a encontrar y esas cosas, y decida volver a trabajar como escort. O puede que económicamente no quede otra salida, o quién sabe, la vida da vueltas y nos sorprende. Pero respondiendo a esa pregunta, no, en un principio en Londres no trabajaré como escort.
Bueno, pues una vez más la entrada ha salido sola, y esta vez ¡sí que tiene que ver con el escorting!

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Pintando, escribiendo, mezclando


¡Ains madre! ¡Qué dos días llevo! Por fin hoy he empezado a recoger las cosas de mi casa, y bueno, siempre aparecen cosas. He sacado del maletero mis pinceles, mis acuarelas, mis pinturas, carboncillos y demás enseres que usaba en pintura. Soy un desastre, mi profesor nunca consiguió enseñarme a dibujar. Me decía: "para dibujar hace falta mucha paciencia, y tú no la tienes" Es cierto no la tengo, yo soy más del arte expres, pinto por impulsos. Por eso me gustan más las pinturas "sucias" como yo las llamo. Me gusta pintar, pero a mi manera, no a la que ellos querían que pintara, no se dibujar bien, lo reconozco, por eso pinto abstractos, jajjajajaja No he podido resistir la tentación de pintar algo. Es la imagen que está en la entrada. Muchos diréis, ¿qué es eso? Es difícil saber, en realidad no es tan abstracto como parece, es "semiabstracto", basado en hechos reales. Aunque lleva truco, sólo una persona de las que leen este blog puede saber lo que es y ni siquiera se si lo sabrá... He disfrutado pintándolo, me gustan las acuarelas, para los que no pintamos bien son muy útiles pues es fácil conseguir efectos bonitos al mezclar colores. Es un poco lo que me ha gustado de pintarlo, tratar de reproducir lo que significa, la mezcla de cosas que significa. Una pena que en la foto no se aprecie bien. ¿Alguien se anima a tratar de decirme lo que es?
Recuerdo una vez que teníamos que "pintar una película", yo me puse el imperio de los sentidos y ahí, frente a la tv, daba pinceladas según lo que me inspiraba. Aún recuerdo la cara de mis compañeras de piso cuando me vieron viendo una película erótica y pintando... Me quedó muy bien, abstracto también, tonos rojos, naranjas, rosas fuerte.
Creo que este es el blog de escort más extraño que existe, casi hablo más de cualquier otra cosa que del escorting. Os confesaré algo, he creado otro blog, uno para este tipo de cosas ¿que pinta esto y lo de ayer y otras entradas en un blog de una escort? Pero no escribo en él, no me sienta igual. Creo que voy a mantener este blog para siempre, desahogando aquí mi cabecita.
Quizás eso es lo que lo hace único y tan especial. Es curioso como este blog ha llegado a ser lo que es. La mayoría de mis clientes viene a mi por mi blog, me dicen: "he leído tu blog y tenía que conocerte", cuando fui a la cena del foro en Barcelona la gente me decía: "¿Tu eres Alejandra, la del blog?" Creo que nunca lo he mencionado por aquí pero en varias ocasiones se han puesto en contacto conmigo desde Telecinco, Canal Plus, Cuatro y prensa escrita para entrevistarme. "Hemos visto tu blog y estamos muy interesado en entrevistarte para el programa....." o "hemos visto tu blog y nos gustaría que salieras en el reportaje..." Siempre lo he rechazo, no me interesa. Pero es curioso como mi blog está ahí, en todo el mundo. Es curioso, y todavía me sorprende la cantidad de gente que vive fuera de España, algunos españoles y otros no, que me dicen: "llevo leyendo tu blog mucho tiempo y en cuanto he podido venir a Madrid he tenido que conocerte". Desde Bélgica, Francia, Londres (en realidad Londres es la ciudad desde la que más viene a visitarme, me sorprende cuanta gente en Londres lee mi blog, quizás ahora empiece a escribirlo también en inglés), Suiza, un capitán de braco del ejército que leía mi blog en aguas internacionales... eso me sorprendió y me hizo mucha ilusión imaginarme a mi blog en medio de las oscuras aguas y un montón de marineros fantaseando conmigo. Incluso una vez, supuestamente, me llamó un hombre con acento árabe que decía ser secretario o asistente personal de un jeque árabe, que el jeque leía mi blog traducido al inglés, que estaba en Marbella y que quería conocerme. Nunca supe si era verdad o me estaban vacilando porque obviamente rechacé la oferta. Pero me gusta pensar que era cierto y que un jeque árabe me quería hacer la reina de su harén, ¡qué exótico! Jajajaja ¡Qué peliculera, le veo el lado romántico a todo, tengo alma de escritora! La última ha sido desde Tanzania, a primeros de mes me llamó un hombre, supuestamente desde Tanzania; que leía mi blog y que tenía un viaje a Madrid a primeros del mes siguiente y que quería concertar una cita conmigo desde ya. Nunca he comentado estas cosas porque no me gusta parecer engreída pero realmente me siento muy orgullosa de mi blog, de mi misma, porque al final este blog soy yo, un poco de mi, sin más, sin trampas ni cartón. Como por ejemplo esta entrada, he empezado con mi pintura y he terminado halagando a mi blog. ¿Qué clase de coherencia es esta? Es la entrada de hoy, la que ha ido saliendo, me apetecía escribir, me he sentado y ha salido sola. Son las mejores, es la mejor manera de escribir que más me gusta, sin pensar, escribir y punto, aunque a veces se me vaya la cabeza.
Ahora tengo un problema, ¿cómo voy a titular esta entrada?

Música, otra forma de hablar


Danae


No puedo dormir, no hay nada en la tv que merezca la pena, ya me he cansado de ver series... Esta noche pasada ha sido bastante mala y hoy me he despertado al medio día. Hoy ha sido un día ñoño, serán las hormonas, las mujeres y nuestras hormonas. Un poco los cambios, la melancolía... Ha sido como algo que se va cargando poco a poco, conteniéndose, tranquilo en apariencia pero un día ¡BUM! explota. Algo así me ha pasado hoy. Llevo unas semanas en las que no me permito llorar, ni una lágrima. "Las chicas fuertes no lloran" me digo. Lo consigo, no lloro, no pienso en aquello que me hace llorar. "Todo está bien" me digo, "no pasa nada", ocupo mi tiempo, no pienso, actúo. Y poco a poco se va cargando la bomba. Lo que más me sorprende es que el detonante ha sido algo insignificante, una tontería, un cambio de look. Hoy he ido a la peluquería, contenta, una nueva ciudad en un par de semanas, una nueva vida allí y para ello una nueva imagen. Mi pelo está más corto, un poco, no mucho y ya no tiene ese toque pelirrojo, es más moreno. En la peluquería todo bien pero he llegado a casa, me he mirado al espejo, he mirado mi pelo y... no se que me ha pasado, estoy guapa pero no es mi pelirrojo, me he mirado y he pensado: "ya no soy Danae" y entonces me han entrado unas ganas tremendas de llorar. Ganas que he contenido, "no, no se llora" y me he puesto a ver Mad Men, he olvidado mi pelo, estoy enganchadísima, un capítulo, otro, otro... así hasta las 8 de la tarde. He apagado el DVD, he ido a la habitacón y denuevo mi reflejo en el espejo. Otra vez, mi pelo, mi pelirrojo, mi Danae...y de nuevo ganas de llorar. Así que he salido a la calle, a pasear. "Entre la gente no lloraré, que vergüenza" pero no, me he puesto los cascos con música y he andado sin rumbo por Madrid, sin quererlo he llegado a la Castellana y ahí, miro hacia arriba y de repente ¡BUM! a llorar, no podía parar. No se cuanto tiempo he estado llorando en un banco del bulevar, impotencia, rabia, celos, recuerdos... Era tan fuerte lo que sentía por dentro que mientras lloraba pensaba que esos sentimientos podrían para el tráfico. Quería ponerme de pie en medio de la carretera y gritar. "¿POR QUÉ NO RESPETÁIS QUE HAY ALGUIEN LLORANDO? dejad la maldita calle vacía sólo para mí"  Quería tirarme al suelo, hacerme una botila y llorar toda la noche en medio de la calle. Pero seamos realista, nadie puede llorar tanto, después de la tormenta ha llegado la calma. Poco a poco la paz se ha vuelto a adueñar de mi, me he secado las lágrimas, he mirado las calle, las luces, los coches y esa bocecita de mi interior me ha dicho: "no llores más, vámonos a casa".
Es curioso como a veces nuestro cuerpo, nuestra mente nos pide cosas. Mi mente llevaba muchos días pidiéndome lágrimas y yo no le permitía tenerlas, finalmente me ha obligado a dárselas ¡y de que manera! Sólo quería que acabara el día de hoy, se que después de la llantina de hoy mañana será otro día sin lágrimas, me miraré al espejo y me sonreiré. Sólo quería dormir y terminar con este martes, pero el sueño no venía a buscarme. Mi mente me pedía escribir, me pedía comunicarme. Soy una tramposa, he hecho trampa, a mi mente, a mi, pero no importa, el sueño ha venido a buscrame, ya puedo dormir tranquila, he escrito.

viernes, 14 de septiembre de 2012

Como hablar

Hoy es un día especial, ¡mierda! ¿cómo he podido no escribir nada? pero ¿cómo encontrar la palabra exacta?

Londres


No se como empezar esta entrada, bueno sí, diciendo que estoy muy nerviosa, muy emocionada, muy ilusionada. Hace un tiempo que lo se pero aún no había dicho nada por aquí, no sabía cuando era el momento de anunciarlo, creo que ha llegado el momento de decirlo pues sólo quedan unas tres semanas.
¿Recordáis todos esos panes y proyectos para este año nuevo? Pues bien, este era uno de ellos. Ya tengo los billetes de avión, ya está todo listo y el día 7 aterrizaré en Londres.
En un principio sólo estaré por allí un mes y pico, pero voy abierta a todo así que si me gusta y encuentro buenas posibilidades me quedaré varios meses, no lo sé, pero tranquilos, ¡¡no dejaré de escribir el blog!! Incluso puede que escriba más de lo habitual, necesitaré desahogarme mucho, os mantendré informados de mis andanzas por Londres.
No se qué mas decir, salvo que estoy hecha un manojo de nervios, mi inglés es bastante malo (es la razón principal por la que me voy), es una ciudad extraña, una cultura extraña, un clima horrible...pero bueno, estoy segura de que me encantará la ciudad y de que volveré al menos con una maleta de más.
Pero bueno, aún me quedan unas semanas más en Madrid y trataré de disfrutar de ellas al máximo, sobre todo del sol.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Reflexiones

Ando por la calle como si no fuera real, es como si acabara de salir de otro mundo. Me resulta extraño.
A las 12:45 me he sentado en un terraza, he pedido una copa de vino y me he puesto a leer. Una copa, dos copas, fumo, leo. Miro el reloj de repente y me sorprendo de la hora que es. ¿Cúanto llevo leyendo? Las 2:30, tengo que irme. Me doy cuenta de donde estoy, estaba abstraída, no estaba en una terraza, estaba sumergida en un mundo sexual que me tiene constantemente excitada.
Me doy cuenta de que mientras leía no dejaba de retorcerme un mechón de pelo y de morderme el labio, es algo que hago cuando estoy excitada. Tres hombres en la mesa de al lado me miran, están sonriendo, han visto el libro que leo. ¿Se habrán dado cuenta de que estoy excitada? Me da vergüenza como me miran así que prefiero no esperar, entro a pagar y me voy. Confieso que una parte de mi piensa en entrar al baño a masturbarme antes de salir camino a casa pero mi yo pudorosa me retiene.
No se si es el vino, el libro, o las dos cosas lo que hace que ahora me sienta extraña, rara, excitada.
El libro me excita, me absorbe, me hace pensar. Me hace pensar demasiado. Me trae recuerdos a la mente, me hace desear más esos brazos, a ese hombre poseyéndome, haciéndome suya, sintiéndome suya, abandonada a él. Me hace pensar en la protagonista, la juzgo, ¿por qué la juzgo? Pienso que yo no consentiría que un hombre me diera unos azotes como castigo. ¡Qué humillación! Pero él está tan enamorado... al menos lo parece. Hace cosas muy bonitas por ella, va a buscarla cuando piensa que ella no quiere volver a verlo, cuando tiene dudas. La protege, la calma, calma sus dudas, está para ella cuando la necesitas.Sólo es sexo, sólo es una manera de practicar el sexo, él siente así que ella es suya, le gusta que ella sea sólo suya, ella lo consiente, le gusta, le gusta qué él la posea. ¿Por qué la juzgo? Están enamorados y esa es su opción. ¿No he consentido yo otras humillaciones por amor dándome él menos? No las mismas obviamente, ningún hombre me ha azotado para castigarme por enfadarle o preocuparle pero ¿dónde viene escrito las humillaciones que son buenas y las que son malas? Esconderse, cayarse, ser un secreto, no hablar, no poder...
En fin, ya llego a mi parada, voy en el metro. No se, creo que ya no se ni lo que digo ni lo que pienso. Será mejor que llegue a casa, coma algo, me masturbe y duerma un rato.

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Muy erótica


Misterio resuelto, sí, sí, es adictiva. Engancha, creo que me enganché en la primera página del libro. Y ahí está su secreto. Como obra literaria no es gran cosa, los diálogos son predecibles, la autora opta por ir describiendo a los personajes a medida que avanza la novela sin extenderse demasiado en las descripciones, un ritmo rápido... Sabéis que soy una gran lectora, en la mayoría de los libros que he leído, mas o menos la primera cuarta parte de libro está dedicada a la presentación de personajes, situaciones, etc. Hay que reconocer que un gran trabajo de la autora es conseguir que todo eso no haga falta para entender el libro y a los personajes. Con poco lo sabes todo de ellos. Aún así, engancha, y mucho. Pero claro ¿cómo no va a enganchar? Muchos hombres me han preguntado ¿pero qué tiene ese libro para que todas estéis como locas con el? Pues sencillo, amor y sexo. Una protagonista ingenua que se cuelga de un chico malo, se enamoran y hay grandes descripciones sexuales (en esas sí se extiende más). Alguien me preguntó ayer: "¿pero te gusta el sado? es un libro de sexo sadomasoquista, ¿no? ¿cómo te puede excitar entonces?" La verdad es que no me gusta el sado, los látigos no son lo mío, pero claro, si un atractivo, guapo, elegante, multimillonario, interesante, culto, encantador y enigmático hombre que además sabe pilotar helicópteros, toca el pino, etc. me llevara en su helicóptero privado a su fantástico ático mega chic, fuera de lo más encantador, me dijera que me iba a follar como nunca, que quiere que sea suya y luego terminara haciendo el amor con pasión porque está colgado conmigo, yo también firmaría al día siguiente un contrato de sumisión.
Sí señoras y señores, engancha, excita, tanto que mientras voy en el metro leyendo trato de frotar mis piernas cruzas tratando de darme un poquito de placer, para tratar de calmar lo caliente que me pone.
Anoche soñé con escenas del libro, yo tumbada boca abajo, un hombre me penetra desde atrás, me siento cubierta por él, me siento suya. "Eres mía" me dice, "solo mía". Conozco esos brazos, no veo la cara pero conozco esos brazos...mujeres masturbándose, sexo, sexo, sexo. Anoche soñé con sexo. Me he despertado excitada a media noche, quería sexo, quería sentirme "poseída" por un hombre. Estaba sola en la cama, no había nadie a quién despertar para que me lo hiciera así que no me quedó más remedio que mojarme las ganas. Volví a dormir.
Hoy creo que me iré a la cama pronto acompañada de Chirstian Grey...