domingo, 31 de julio de 2011

Vacaciones

Necesito desconectar, rodearme de mis seres queridos y escaparme unos días.

En estas semanas he tenido que tomar una decisión importante y el no saber que hacer me ha tenido un poco estresada. Además, la nostalgia me ha invadido y en un par de ocasiones he sentido la necesidad de volver a tener 16 años y rodearme de mis amigas sin tener ninguna preocupación que invadiera mis pensamientos, sin tener que tomar decisiones importantes. Así que no he tardado mucho en organizar unos días de desconexión rodeada de mis amigas, de aquellas amigas que lo son desde antes de empezar a usar sujetador, con aquellas que he crecido, con las que a pesar de pasar meses sin vernos es como si el tiempo no hubiera pasado. También pasaré unos días rodeada de mi familia, dejándome cubrir por los mimos de mamá y disfrutando del tiempo libre y las vacaciones con mi familia.

La maleta está abierta esperando a que la llene, los billetes comprados y todo preparado. A mediados de la semana que viene partiré y pasaré unos días fuera de Madrid, estaré completamente desconectada.

Desde aquí os deseo a todos una felices vacaciones y espero que todos disfrutéis tanto como yo de los días con la familia y amigos. Mil besos a todos y hasta la vuelta.

viernes, 22 de julio de 2011

Hoteles, ¿quién me lo iba a decir?

Una de las cosas que tiene esto del escorting es la cantidad de hoteles que una llega ha conocer. El otro día lo pensé cuando me bajé del taxi en la puerta del hotel Urban.

La puerta del taxi se abre y un precioso zapato de tacón asoma, una bonita pierna desnuda y seguidamente otra pierna desnuda calzada con el mismo precioso zapato de tacón. Una joven con vestido baja del taxi. Cierra la puerta tras de si y mira lo alto del edificio.

La gente pasa por la calle, la mira, los hombres la desean, algunos a escondidas de la mujer que pasea a su lado y otros descaradamente. El portero del hotel la invita a pasar, se hace a un lado y la joven atraviesa al umbral. Ninguno imagina lo que realmente pasa por su cabeza, ninguno imagina por qué esa joven ha parado su taxi frente a ese hotel.

Más o menos así es como, de una forma literaria, un narrador describiría mi llegada al Urban.

La gente no imagina quién soy, piensan que soy un huésped más del hotel. Entro, llego hasta los ascensores, camino por los pasillos, leo los números de las habitaciones, me paro en la puerta correcta…

En mi llegada al urban, en esa mirada hacia lo alto de hotel pensé: “tendría que hacer un blog guía de hoteles de 4 y 5 estrellas”. En estos meses como escort he visitado un buen número de hoteles madrileños. Las mejores vistas de la ciudad desde el Hotel Tower Euroestars. Una grata sorpresa y un respiro campestre en Madrid, el Hotel La Quinta de los Cedros. Una terraza genial para el verano y un hotel “cool del Estambul”, el Hotel Urban. Los AC siempre son apuesta segura. Cuidado con algunos minibares, son electrónicos y si mueves una botella automáticamente te la cargan en la cuenta.  Y así podría seguir, el Wellington, el Eurobuilding, etc. Hoteles en los que nunca pensé estar, ¿para qué voy a estar en un hotel en mi propia ciudad? Es algo que no tiene mucho sentido, conoces hoteles cuando sales fuera de tu lugar de residencia, en la ciudad en la que vives te quedas en casa.

Es algo en lo que nunca me había parado a pensar, sin embargo el otro día vino a mi mente. Una vez más digo lo que he dicho en otras ocasiones, de la forma que nunca hubiera imaginado vivo situaciones que nunca me hubiera planteado. La vida es una caja de bombones…

martes, 19 de julio de 2011

Vuela alto mariposa

La entrada de hoy está dedicada a María, a sus secretos, a sus historias, a la etapa de su vida que termina y a la etapa de su vida que comienza.

Ayer entré en el escritorio de mi blog con la intención de escribir una entrada que ahora dejo pendiente para otra ocasión, eché un vistazo a las publicaciones recientes de los blog que sigo y ahí estaba, en una de las entradas leo: “Y tengo que decir adiós amores…”  Leí la entrada e inmediatamente después cogí el teléfono y llamé a María.

Ha llegado su momento, al igual que un día llegará el mío. Esto no es para toda la vida, es simplemente una etapa más, un trecho del camino que dejar para continuar la andanza.

Ella que ha compartido secretos, que nos ha regalado mil historias, deja atrás el escorting. Ella, que me ha regalado cariño, besos y abrazos, que fue la inspiración que le dio alas a esta mariposa, continúa su vuelo en otra dirección. Ella que me nombró princesa y me abrió las puertas de su castillo en Zaragoza, ella que me ha dado mil consejos, de ella que he recibido una llamada de apoyo en los momentos de bajón y me ha ayudado a levantarme. Con ella que he compartido vino, risas y lágrimas. Ella se calza unos preciosos zapatos nuevos para poner rumbo a sus sueños. Se pinta de los colores más bonitos sus alas para continuar volando alto.

Ella que ha vivido mil momentos, que se lleva sonrisas, lágrimas, amigos, amigas, historias, anécdotas…ella dice adiós a las caricias, a los abrazos, a los besos de los corazones que han compartido sus secretos.

Desde aquí, desde mi pequeño rincón en el ciberespacio le deseo lo mejor en esta nueva etapa. Ojalá que todos sus sueños se cumplan y que la felicidad más plena se arraigue a ella. Que sus alas no encuentren barreras y que si lo hacen, no dude en sobrevolarlas o en derrumbarlas si es necesario.

Desde aquí María, esta princesa mariposa te desea siempre lo mejor. Vuela alto, eclipsa al sol y se la envidia de las estrellas.

sábado, 9 de julio de 2011

No entiendo por qué...

Vuelvo a la carga, de nuevo algo leído en un foro ha cargado mis dedos de electricidad  que sale de mi cuerpo en cada pulsación que hago a una tecla del portátil.
Hay cosas que no logro entender, yo misma he reconocido que soy una persona que a veces se contradice pero ¿hasta que punto una persona puede ser contradictoria? ¿Cuál es el límite que separa la contradicción de la hipocresía?
Hace poco, en uno de los foros que ojeo, en realidad en el único que participo de forma más asidua, una chica un poco más joven que yo dudaba entre empezar a trabajar como escort o no empezar. El otro día, por fin tomó una decisión, no sería escort. Imagino que después de valorar su situación personal, después de haber curioseado por el escorting y haber puesto en una balanza pros y contras, los contras la pesarían más, no lo sé. El caso, y por esto es por lo que escribo esta entrada, es que a raíz de su decisión, algunos foreros han escrito comentarios del tipo: “realmente puedes subsistir de otro modo sin mancillar tu cuerpo y tu mente con este ruin trabajo”, “lo único que conseguirías es más dinero, todo lo demás, Pura basura”.
Se supone que en un foro de escorts participan (por norma general) escorts y hombres que recurren a los servicios que prestan las escorts, ahora bien, mi pregunta es: ¿por qué alguien que tiene esta concepción del sexo de pago recurre a los servicios de una escort? ¿Se le puede poner dura (hablando claro) a un hombre pensando que “está mancillando el cuerpo y la mente” de una mujer? ¿Por qué una persona que tiene esta concepción del sexo de pago recurre a él?
Cada persona puede opinar lo que quiera del tema que quiera, a mí, por ejemplo, me parece una explotación que a las asistentas del hogar se las pague 600€ por 10 u 11 horas de trabajo y nunca se me ocurría hacer tal oferta de empleo. Hay en ciertas cosas que las personas debemos ser consecuentes con nuestros principios, es una hipocresía que nos llene la boca con palabras y luego no seamos consecuentes con lo que decimos y/o pensamos.
En esta entrada no quiero entrar en la polémica de si una mujer que se dedica al sexo de pago mancilla su cuerpo y su mente, es obvio que yo no me siento mancillada y creo que en alguna ocasión he comentado que me he sentido mil veces peor después de acotarme con un hombre del que estaba enamorada que después de hacerlo con un cliente. No es el hecho de que te paguen lo que te hace sentir mal o bien, si no el hecho de cómo te traten, pero en fin, ese es otro tema.
Volviendo a lo que iba, no seré yo la que censure una opinión (siempre que se haga desde el respeto), creo que una de las cosas maravillosas del ser humano es la libertad de pensamiento pero hay que ser coherente con nuestros principios, hay valores a los que no se les puede fallar. No es lo mismo decir: “tengo que dejar de fumar porque es malo para mi salud” mientras te fumas un cigarro, que pensar que estás denigrando a una mujer y contribuir a la que consideras una denigración.
Respeto que haya gente que vea el sexo de pago de una manera y gente que lo vea de otra, pero lo que no logro entender es por qué hay gente que recurre al sexo de pago pensando que la chica con la que se va a costar se va a sentir mal tras haber acabado su servicio.

miércoles, 6 de julio de 2011

El camino

Las Islas Afortunadas ya quedaron atrás y de nuevo asfalto en lugar de arena, de nuevo edificios a un lado y otro lugar del mar abierto, inmenso frente a mí. Vuelvo a pasear en mis tacones en lugar de descalza sobre la arena y ¡me encanta! Adoro Madrid, me hubiera quedado un par de días más en el resort, lo reconozco, pero no me ha dado pena volver. ¿Qué le voy a hacer si no me encuentro en ningún sitio como en casa? ¿Si prefiero mil veces pasear por la Gran Vía entes que por la orilla del mar? Está bien poder escaparse y saludar a la mar de vez en cuando pero si me dieran a elegir una de las dos cosas no dudaría un segundo en cuál sería mí elección.
De vuelta a casa, de vuelta a Madrid dispuesta a seguir disfrutando de las largas vacaciones en la oficina.
Echo la vista un año atrás y recuerdo el verano pasado, las vueltas que da la vida… Algo que tengo claro a mis 23 años es que nunca se puede decir “de esta agua no beberé” y “ese cura no es mi padre”.  Hace un año no hubiera imaginado esto, en mi mente no estaba este blog, ni estaba ser escort. No me hubiera imaginado haciendo una sesión de fotos, ni recorriendo pasillos enmoquetados de hoteles, llamando suavemente a la puerta de la habitación de un desconocido…
Comparo la vida con un camino, la vida es un camino el cuál recorremos y que no aparece en ningún mapa. De repente, sin esperarlo muchas veces, otras sí, se nos presentan bifurcaciones, cruces, etc. en los cuales debemos elegir el rumbo a seguir. Quién sabes el cruce que encontraré mañana, o si un tronco caído dificulta mi andar y me obliga a levantarlo, saltarlo o bordearlo. Sea como sea, continuaré mi camino eligiendo la ruta que más me llame la atención en el momento en que se presente.
Porque se lo que quiero hoy pero no puedo estar segura de lo que querré mañana.
Siento como la vida cambia, como yo cambio, crezco, evoluciono. Todo alrededor se modifica, hay cosas que siguen estando pero otras no, llegan otras nuevas, ni mejores ni peores, simplemente diferentes. Hay gente con la que hace un año me relacionaba que a día de hoy no forman parte de mi vida, personas que están ahí desde hace mucho tiempo y que espero lo sigan estando, y hay gente que forma parte de mi vida a día de hoy que un año atrás no imaginaba conocer, ni a las personas, ni imaginaba las circunstancias en que las conocería.
La vida es un fabuloso camino lleno de sorpresas que estoy dispuesta a conocer, a vivir y si es necesario, a superar. Porque me siento afortunada simplemente por el hecho de estar viva, por el simple hecho de poder elegir, de andar el camino que he elegido. Porque vivo el día de hoy y siento ilusión por el mañana, porque sea como sea recorreré el camino que elija, y simplemente eso, me hace ser feliz y ser optimista. Porque el día de mañana echaré la vista atrás y me sorprenderán las vueltas que da la vida.