lunes, 20 de marzo de 2017

Nueva Web



Hoy escribo por dos motivos: 

Uno:

París tendrá que esperar, debido a temas de trabajo tengo que retrasar mi viaje a París. No es una cancelación, espero poder estar en París unos día a finales de Abril pero sin duda tendré que retrasarlo un mes ya que prefiero que pase la semana santa para viajar. 

Ha sido un pequeño revés a mis planes pero tendré que ser flexible, así es la vida y es mejor adaptarse sin armar dramas. 

Dos:

¡Tengo nueva web! Sí, otra vez jaja Y esta trae una novedad respecto a las anteriores, el blog estará incorporado en la web. Sí, ha llegado la hora de hacerlo. Blogger me ha acompañado durante mucho tiempo pero creo que es más efectivo tener la web y el blog bajo el mimo dominio. 

Eso no significa que vaya a cerrar el blog original, ¡ni mucho menos! Por el momento voy a publicar las entradas en los dos sitios, en el blog original y en la web, pero quizás alguna que otra entrada la publique sólo en la web y así os voy acostumbrando a entrar en la nueva dirección. La idea es que pasado un tiempo sólo publique entradas nuevas en la web. 

Podéis visitar la nueva web desde ya mismo en la dirección de siempre www.alejandraescort.com, aunque todavía tienen que solucionarme un pequeño problema con la redirección del dominio, está plenamente operativa. 

Mil besos

Alejandra ;) 

domingo, 12 de marzo de 2017

El Secreto



Ayer estuve comiendo con una amiga escort y entre otras muchas cosas hablamos del tema del secretísimo que lleva implícito este mundillo del escorting. 

Teníamos dos opiniones diferentes, ella por un lado estaba cansada del "secreto" y de las mentiras, y yo, por el contrario, disfruto con ese secretísimo. No con las mentiras, aunque si soy sincera no me hace falta mentir, soy muy independiente, vivo sola y no me veo en la necesidad de mentir, pero sí me gusta esa parte secreta de todo esto. 

Me gusta el morbo de la doble vida, por un lado una mujer normal con su trabajo, sus amistades, su vida "al uso", y por otro, la escort, la mujer que entra en un hotel de 5 estrellas, avanza por el pasillo con sus zapatos de tacón de aguja y fina lencería bajo un discreto pero sexy vestido. 

No sé, quizás es una visión muy "peliculera", pero así es como yo lo vivo, y puede que sea una de las razones por las que me lancé a la piscina de este mundo. Si hubiera sido algo habitual quizás no me aportara eso especial que me aporta. 

Haciendo una comparación podría decirse que es como la sal de un delicioso plato. Sólo la sal no hace el plato pero sin ella no sabe igual. 

Supongo que quizás va de la mano con la cantidad de mentiras que te obligue a decir, es muy difícil vivir mintiendo a tus seres queridos. Por suerte como ya he dicho antes a mi no me "obliga" a mentir, obviamente sí a ocultar, pero no es lo mismo. No digo que sea mejor ni peor, simplemente que la sensación de culpabilidad no es la misma cuando dices una mentira a la cara de alguien que cuando simplemente no cuentas ciertos detalles de tu vida. 

Al final, supongo que es como todo en la vida, depende de las circunstancias personales de cada uno. Yo, seguiré disfrutando de ello mientras las circunstancias me lo permitan. 

lunes, 27 de febrero de 2017

Próxima parada: París



A veces parece que nos hace falta llegar al límite para darnos cuenta de que algo está fallando. Yo espero haber aprendido la lección para la próxima vez. 

Estas semanas atrás he estado dedicándome al trabajo al 200%, trabajando un montón de horas y con un nivel de estrés enorme para encima valerme un "disgusto". No os preocupéis, de salud estoy bien, ha sido más bien un "roce profesional". 

Así que he decidido relajarme, dedicarme menos al trabajo y más mi misma, guardar mi tiempo para mí (eso es imprescindible) y para todas aquellas cosas que me hacen disfrutar y sentirme viva. 

Reconozco que no estaba al 100% contenta con ese ritmo, más de una vez las últimas semana me he encontrado diciéndome a mi misma: "vaya rollo de vida", trabajar, trabajar y nada para dedicarme a mi esparcimiento personal. Es cierto que me gusta sentirme profesionalmente desarrollada pero hasta cierto límite, sin olvidar otros aspectos de mi vida que me hacen sentir completa. 

Este fin de semana me ha servido para reflexionar y por el momento he decidido hacerme una escapada a París en Marzo. Hace mucho que no viajo y todavía no conozco a capital del amor por excelencia así que creo que es el lugar perfecto para perderme un par de días. 

Acepto recomendaciones y sugerencias de todo aquello que no me puedo perder, restaurantes que no me puedo ir sin probar y rincones para hacer fotos espectaculares. 

Mil besos 
Alejandra ;)